Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconEspiritualidad
line break icon

El pacifista mexicano acusado de rebelión por los cristeros

CRISTÓBAL MAGALLANES JARA

Nheyob CC

Scott Basgaard - Redacción de Aleteia - publicado el 25/05/14

Cristóbal Magallanes, Agustín Caloca Cortés y otros mártires de la Cristiada

Respetad a las autoridades públicas ayudándoles a guardar el orden a que estáis estrictamente obligados por el bien común… La religión ni se propagó ni se ha de conservar por medio de las armas. Ni Jesucristo, ni los Apóstoles, ni la Iglesia han empleado la violencia con ese fin. Las armas de la Iglesia son el convencimiento y la persuasión por medio de la palabra”.

Estas palabras las difundía Cristóbal Magallanes en el año 1926 en México. Sin embargo, el párroco de Totatiche no logró frenar el estallido de la lucha cristera en su ciudad.

A pesar de su pacifismo, algunos mandos medios del gobierno local y grupos anticlericales lo tacharon de promotor de la rebelión durante la persecución mexicana.

En una carta, escribió consciente del peligro que corría: “Me persiguen, probablemente tengo que morir en esta revolución; me encomiendo mucho a Dios”.

© San Cristobal Magallanes

En la prisión coincidió con su vicario, el joven sacerdote Agustín Caloca, preso tras ayudar a escapar a los seminaristas. Un militar ofreció la libertad a Agustín, pero no la aceptó si no se la concedían también al párroco.

Public Domain

Los dos murieron mártires fusilados el 25 de mayo de 1927, confiando valerosamente en Cristo Rey.

Frente al pelotón encargado de su ejecución, el párroco confortó a su ministro diciéndole: «Reanímate, Dios quiere mártires; un momento, Padre, y estaremos en el cielo».

Después volviéndose a las tropas exclamó: «Muero inocente. Perdono de todo corazón a todos. Pido a Dios que mi sangre sirva para la paz y la unión de los mexicanos».

A Agustín las palabras de su párroco Cristóbal lo llenaron de fortaleza y exclamó: «Por Dios vivimos y por Él morimos».

Ellos forman parte de este grupo de 25 mártires mexicanos (22 sacerdotes y 3 laicos) martirizados entre los años 1915 y 1937 durante la persecución religiosa de la revolución mexicana, que san Juan Pablo II declaró santos el 21 de mayo del año 2000:

Cristobal Magallanes Jara, Sacerdote
Roman Adame Rosales, Sacerdote
Rodrigo Aguilar Aleman, Sacerdote
Julio Alvarez Mendoza, Sacerdote
Luis Batis Sainz, Sacerdote
Agustin Caloca Cortés, Sacerdote
Mateo Correa Magallanes, Sacerdote
Atilano Cruz Alvarado, Sacerdote
Miguel De La Mora De La Mora, Sacerdote
Pedro Esqueda Ramirez, Sacerdote
Margarito Flores Garcia, Sacerdote
Jose Isabel Flores Varela, Sacerdote
David Galvan Bermudez, Sacerdote
Salvador Lara Puente, Laico
Pedro de Jesús Maldonado Lucero, Sacerdote
Jesus Mendez Montoya, Sacerdote
Manuel Morales, Laico
Justino Orona Madrigal, Sacerdote
Sabas Reyes Salazar, Sacerdote
Jose Maria Robles Hurtado, Sacerdote
David Roldan Lara, Laico
Toribio Romo Gonzalez, Sacerdote
Jenaro Sanchez Delgadillo
David Uribe Velasco, Sacerdote
Tranquilino Ubiarco Robles, Sacerdote

Tags:
cristerocristianos perseguidosmartiresmexicosacerdotesantoralsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.