Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Malasia: Una religiosa católica muere tras ser agredida

© public domain
Comparte

¿Sólo fue un robo, o es un delito de odio religioso?

La hermana Juliana Lim, de 69 años, de la Congregación del Niño Jesús, murió ayer después de una violenta agresión sufrida el 14 de mayo en Seremban, un pueblo cerca de Kuala Lumpur. Lo confirman a la Agencia Fides fuentes de la Iglesia local. La religiosa malaya fue agredida el 14 de mayo, junto con su hermana de comunidad, la hermana Mary Rose Teng, de 79 años, por un hombre con la cara cubierta, mientras estaban en el complejo de la Iglesia de la Visitación.

El hombre las golpeó salvajemente, robandoles unos pocos dólares, y dejandolas casi muertas. La hermana Juliana, fue llevada al hospital en coma y durante siete días se debatió entre la vida y la muerte. La hermana Mary Rose se encuentra todavía en el hospital con heridas graves. Según la información de Fides, el funeral se celebrará mañana, 23 de mayo en la misma Iglesia de la Visitación, en Seremban, por el arzobispo emérito de Kuala Lumpur, Su Exc. Mons. Murpphy Pakiam .

“La Iglesia de Malasia está conmocionada y preocupada por una agresión totalmente gratuita y sin motivos” señala a Fides fray Agustine Julian, de la comunidad de los Hermanos de las Escuelas Cristianas en Kuala Lumpur, hasta hace poco secretario de la Conferencia Episcopal local.

“Según la policía podría ser el acto de un hombre desesperado, pero también existe la posibilidad de una agresión por odio religioso. La policía está investigando el caso”, informa. “Por ahora, no parece que haya una conexión directa entre el problema que ve a los musulmanes y a los cristianos enfrentados entre sí por el uso de la palabra Alá”, explica. “Además, en la sociedad, en general hay un clima de respeto mutuo y el diálogo interreligioso continúa”.

El primer ministro del país, Najib Razak, ha expresado públicamente sus condolencias a la familia de la religiosa y a la comunidad católica. Según algunos miembros del Parlamento, miembros de la oposición, el ataque no debe subestimarse y es el resultado del “creciente extremismo religioso y de los sentimientos anti-cristianos fomentados por grupos musulmanes radicales, ligados a los miembros del Umno”, el partido del primer ministro,
 
Artículo publicado originalmente por Agencia Fides 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.