Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Evangelizar con camisetas o fundas para Iphone

© catholic on
Comparte

Catholic On es una iniciativa polifacética de jóvenes que un día se preguntaron qué podían hacer por Cristo y por la Iglesia

“EN(RED)DADOS”, “iMisión”, “Coloca tu corazón en las manos de Dios y Él lo pondrá en las manos de quien se lo merece”, son algunos de los mensajes que aparecen en los artículos que difunden este colectivo de jóvenes en distintos soportes, que cambian el objetivo de “forrarse” por el de difundir el Evangelio. Algo inaudito para estos tiempos.

Pero esta actividad no es la única en la paleta de diseño colorista y creativo de Catholic On, como nos reconoce su presidente, Ignacio Antón, ya que intentan enfocar las noticias de todos los días desde una perspectiva abierta al mensaje de Jesús de Nazaret, utilizando las redes sociales e internet como sus canales de comunicación principales.

Y se llenan de gozo cuando, sin conocerles personalmente de nada, personas o familias les envían fotos en las que aparecen todos sus miembros embutidos con sus camisetas, que están a un clic http://catholiconproject.spreadshirt.es
 
¿Qué es Catholic On?

Es un proyecto integral de evangelización. Eso significa que es una iniciativa para llevar el mensaje de Cristo a todo el mundo por cualquier forma y medio, especialmente a través del diseño, imagen, música, redes sociales e Internet.

¿De qué herramientas e iniciativas se sirven para llevar adelante esta labor?

Aparte de participar en las redes sociales, lo esencial son las personas. Nuestro mayor proyecto actualmente es el diseño de camisetas y de logos para trasmitir el mensaje evangélico a través de estos medios.

Hace unos años, una chica llevaba en la universidad una camiseta que ponía “Y si pusiera Él la mirada en ti”. Como la camiseta era “chula” y la chica guapa, se le acercó un joven, quien le preguntó sobre quién tenía que poner la mirada en ella, lo que le dio pié a la aludida para poder hablar de Dios a ese compañero de clase con el que nunca había hablado sobre esta cuestión. Eso mismo es lo que pretendemos realizando camisetas con mensajes evangélicos.

¿Es un negocio, por tanto?

Como tal, no. Hace poco me decía Gustavo Entrada, el que hizo el Twitter del Papa: “Ignacio, ¿tú sabes que con esto te “forrabas” en Norteamérica?”. Le respondí que aquí en España no es así. Además le expliqué que no era nuestra intención “forrarnos”, pero sí trasmitir el Evangelio.

En este sentido, disponemos de una tienda virtual donde mostramos los diseños. A corto plazo, intentamos que se vendan también nuestras camisetas en algunas tiendas del estilo de la librería san Pablo para que la gente pueda ver directamente el producto.

Aparte de los diseños de camisetas, ¿qué más cosas fabrican?

Diseñamos logos, páginas web, uno de nosotros pretende ayudar a jóvenes que quieran hacer música cristiana a hacerse su propio disco y poder difundir música católica, pues dispone de un estudio de grabación. Actualmente, la música que oímos los católicos es evangélica y hay mensajes que nos son acordes con nuestra fe.

Por otro lado, aunque estamos construyendo una nueva web, donde más se mueven nuestros proyectos son en las redes sociales, en las que promovemos nuestros diseños y un constante mensaje evangélico.

Por ejemplo, hemos celebrado el 11M. Eso lo podemos vivir desde el dolor y el sufrimientos vacíos o llenos de esperanza por el mensaje de Jesús, que siempre ofrece un rayo de luz desde ese sufrimiento tremendo. Nosotros tratamos de trasmitir esos sucesos –los que ocupan la información diaria- de otra manera.

Hoy en día la difusión de las redes sociales es enorme, porque puedes tener 2.000 seguidores y una potencialidad de 20.000 en función de las personas que te puedan seguir y compartir con otros.

¿A cuántos países llegan vuestras camisetas?

Tenemos la dificultad de que los envíos a Sudamérica valen  mucho dinero y encarecen enormemente el producto. Pero hemos tenido pedidos de Chile, Argentina, Brasil, Perú; en Europa, en Italia, Alemania, Bélgica y Francia; en España, por todas partes.

Te da mucha alegría cuando ves a una familia murciana que te envía una foto en la que aparecen todos con nuestras camisetas. ¡Y no nos conocen de nada!, pero la gente sabe que la manera de colaborar con nuestro proyecto es la compra de las camisetas.

¿Siempre utilizan el mismo diseño o van cambiando?

Tenemos 14 ó 16 diseños de camisetas, pero aparte tenemos sudaderas, tazas, “bodys” para bebés, fundas para Iphone…

¿Cuántas personas están implicadas con este proyecto?

Somos once en la junta directiva. Tenemos muchos colaboradores, incluso fuera de España, como un tanzano que conocimos en la JMJ y que es diseñador gráfico. Le gusta nuestro proyecto y ha realizado algunos de los diseños que tenemos destinados para el mundo anglosajón.

¿Cuándo empezaron a funcionar? 

Después de la Jornada Mundial de la Juventud de 2012, de Madrid. Somos un grupo de amigos, que, en un momento dado, nos propusimos hacer algo por Cristo, por la Iglesia y por dónde el Señor nos llamé. Yo soy el menos indicado de todos ellos en cuanto al diseño, en cuestiones informáticas y en redes sociales. Me han elegido como presidente, porque habrán visto en mí aptitudes para dirigir.

Aparte de las descritas, ¿desarrollan otras iniciativas?

Además, desarrollamos otras actividades en la diócesis, en temas de cartelería, sobres, pósters para parroquias sobre  cuestiones varias y hacemos una vigilia en la noche de los Reyes Magos, que vienen a adorar al Señor en la catedral de Alcalá. Asisten padres y niños de hasta 57 años que se emocionan también cuando ven entrar a Sus Majetades. Tras el segundo año que la hacemos, la acogida ha sido espectacular.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.