Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

​¿Papa a prueba de balas?

AFP/Thomas Coex
Comparte

La arriesgada decisión de Francisco de viajar a Tierra Santa evoca los riesgos que todo cristiano está llamado a asumir

¿Quién no se acuerda de la escena de la película Matrix en que el héroe se auto-desvía de las balas? Neo, interpretado por Keanu Reaves, evita milagrosamente y en cámara lenta la ráfaga de balas que pasan a su lado sin causarle ningún daño.

El Papa Juan Pablo II no consiguió esquivar la bala el 13 de mayo de 1981, pero atribuyó su supervivencia a la intercesión milagrosa de la Virgen María. ¿Y el Papa Francisco? ¿Está cortejando el peligro al rehusar el papamóvil blindado en su próxima visita a Tierra Santa?

Para esta visita se está organizando una enorme operación de seguridad, pero ¿no sería más prudente usar también el papamóvil a prueba de balas? El Papa Francisco ha decidido que no. Dijo que quería quedar lo más cerca posible de las personas.

Esta decisión no lo coloca cerca de las personas sólo físicamente: al evitar el papamóvil a prueba de balas, él se coloca más próximo de las personas comunes también simbólicamente. Pero, ¿por ese gesto humilde vale la pena el riesgo?

La posibilidad de peligro parece poca, pero el Papa Francisco va a visitar una región altamente volátil, en la que el extremismo religioso y el odio al cristianismo por parte de radicales, tanto judíos como musulmanes, está presente en todas partes. Basta un loco llevando un arma…

En los primeros 14 meses de pontificado, Francisco se reveló como el maestro de los gestos simbólicos. Sus acciones hablan más que sus palabras. Más aún cuando habla improvisadamente, cuando rehúsa leer homilías escritas, cuando da entrevistas repentinas o hace llamadas de teléfono inesperadas, las palabras de Francisco son muchas veces mal entendidas, mal interpretadas y mal reproducidas.

Sus gestos simbólicos, sin embargo,  hablan por sí mismos: muestran, en vez de sólo contar. Revelan el Evangelio de una forma verdaderamente profética.

Al rechazar el papamóvil a prueba de balas, Francisco no sólo se aproxima a las personas, sino que muestra que la vida de fe es una vida de riesgo. Él sale de la zona de confort: esta es la imagen del verdadero cristianismo.

Asumir riesgos forma parte de eso. Basta mirar el ministerio de Jesús y la vida de los santos. Un ejemplo notable es el del primer predecesor de Francisco, san Pedro, al salir del barco aquella noche tempestuosa y caminar sobre las aguas.
Jesús llama a cada uno de sus seguidores a “caminar sobre las aguas”, a salir de la zona de confort, a asumir riesgos y a aprender a caminar guiados por la fe, no por la vista.

Podemos no tener la opción de rechazar un coche a prueba de balas, pero existen otras áreas de la vida en que valoramos la seguridad y la comodidad.
 
Podemos vivir la tentación de comprometer nuestra fe para mantener un empleo seguro, por ejemplo; la tentación de guardar silencio ante ciertas cuestiones controvertidas para intentar garantizar una vida pacífica. Nos inclinamos hacia el camino fácil en vez del camino de la aventura, del desafío, de la fe.

La valentía y la postura firme del Papa nos recuerdan que el camino de la fe es un camino arriesgado, activa y alegremente arriesgado. Seguir a Cristo es una gran aventura. Y vivir la aventura cristiana es oír a Jesús, que nos llama a salir de nuestro mundo ordinario para embarcarnos en su emocionante seguimiento. 

Por el padre Dwight Longenecker
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.