Aleteia

Resurge la religión pagana nórdica en España

© Ernust
Boda odinista en Albacete (España)
Comparte

Europa está hoy de rodillas, ¿qué hacer?

Una triste noticia del nefario ataque en una sinagoga en el estado de Kansas explica que el acusado, Frazier Glenn Cross, era devoto a una religión germánica antisemita conocida como «odinismo,» centrada en el culto a los dioses del olimpo nórdico o Valhalla, supremo entre ellos, Odín.

Una búsqueda rápida en la internet revela la existencia de numerosos grupúsculos odinistas en Europa y Norteamérica, muchos de ellos indignados de que su persuasión religiosa haya sido equiparada al racismo y al antisemitismo.

Pero otros, adherentes al concepto de supremacía de la supuesta raza «aria» de blanquitos y rubios Europeos -los arios de verdad son de la India y ni son ni blancos ni rubios-, cuentan con un abolengo innoble que se remonta a la Alemania decimonónica.

Navegando por las redes de clic en clic llegué a la página web de los odinistas de España en donde exponen sus creencias y proyectos. Uno de esos proyectos es la preservación de la cultura visigoda a la cual consideran como primigenia, algo extraño porque los visigodos entraron a Hispania ya eran cristianos, aunque herejes arios mientras que la mayoría de la población cristiana en la península consistía de católicos ortodoxos. Ya para el siglo VI, los visigodos se habían reconciliado con la Iglesia así que la preocupación de los odinistas españoles por la preservación de la cultura visigoda es irónica.

Entre otras cosas que leí en dicha página odinista encontré estas líneas interesantes:

Europa está de rodillas, pero la preocupación de algunos parece no ser esa, sino denostar y agredir a las personas que rescatan una milenaria forma religiosa, que nos pertenece por derecho y por herencia...”.

Yo estoy de acuerdo con eso de que «Europa está de rodillas», pero no con la aseveración implícita de que para lograr que Europa se levante, es necesario restaurar el antiguo paganismo, llámese como se llame.

La adhesión a códigos de honor y ética pagana no responde a las necesidades humanas debido a la ausencia en ellas del concepto cristiano de ágape o caritas.

Si el paganismo tuviese conciencia alguna de esa noción, países como la India serían paragones de la caridad y la actividad de alguien como la Madre Teresa hubiese sido innecesaria.

No, mis hermanos y hermanas, la práctica del paganismo no responde al verdadero humanismo: el cristiano, por supuesto. Es simplemente otro refugio para personas que buscan hacer los que le venga en gana sin que por eso se les considere irreligiosas o «espirituales».

Yo estoy dispuesto a tolerar otras expresiones religiosas mientras viva en un estado pluralista. ¿Pero ha reintroducir sus creencias a la cultura general? No. A eso resistiré, pero con armas culturales.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.