Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Habacuc
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: ¿Cómo está nuestro corazón, fijo en el Espíritu o bailarín?

TIZIANA FABI / AFP

Radio Vaticano - publicado el 19/05/14

Homilía hoy en la Domus Santa Marta

Que el cristiano tenga un corazón fijo en el Espíritu Santo y no un corazón bailarín que va de un lado a otro. Es lo que ha destacado Papa Francisco en la Misa de esta mañana celebrada en la Casa Santa Marta. El Pontífice ha centrado su homilía en san Pablo que fue capaz de evangelizar sin pausa porque su corazón recibía la firmeza del Espíritu Santo.

¿Cómo está nuestro corazón? Papa Francisco ha desarrollado su homilía partiendo del binomio “movimiento-firmeza” del corazón de los cristianos. El Papa ha comenzado partiendo de la Primera Lectura, tomada de los Hechos de los Apóstoles, donde podemos admirar el compromiso de San Pablo por la Evangelización, que tiene “un corazón firme pero a la vez en continuo movimiento”. El Apóstol de los Gentiles sufre un intento de asesinato en Iconio, pero no se queja por esto. Sigue adelante con la evangelización en la zona de Licaonia y en el nombre del Señor cura a un paralítico. Sucede que viendo los paganos este milagro, piensan que Pablo y Bernabé son dioses que han descendido a la tierra, Zeus y Hermes. Pablo, observó el Pontífice “tuvo problemas a la hora de convencerlos de que eran simples hombres”. Estos, prosiguió, “son los asuntos humanos con los que Pablo vivía”.

“Y nosotros tenemos muchos, todos nosotros; vivimos entre muchos asuntos, que nos llevan de un lado para otro. Pero hemos pedido la gracia de tener el corazón firme como lo tenía Pablo: más que quejarse de la persecución fue a buscarla a otra ciudad; comenzando a predicar allí; curó a un enfermo, dándose cuenta de que este hombre tenía la fe suficiente para ser curado; después proclamó que sólo existía un Dios, con el lenguaje cultural de ellos. Pero una cosa tras otras… eso solo lo hace un corazón firme”.

“¿Dónde tenía el corazón Pablo, preguntó Papa Francisco, para hacer tantos cambios en poco tiempo y enfrentar las situaciones de una forma adecuada?” En el Evangelio, afirmó el Papa, Jesús nos dice que el Espíritu Santo, enviado por el Padre “nos enseñará todas las cosas” y “nos recordará todo esto” que Él dijo. El corazón de San Pablo, por tanto, “está fijo en el Espíritu Santo”, este “don que Jesús nos ha mandado”. Y todos nosotros, advirtió, “si queremos encontrar firmeza en nuestra vida” debemos “ir hacia Él. " Él está en nuestro corazón, lo recibimos en el Bautismo”. El Espíritu Santo, reafirmó “nos da fuerzas, nos da esta firmeza para ir adelante en la vida entre tantos asuntos”. Y Jesús, añadió, nos dice “dos cosas” del Espíritu Santo: “Os enseñará todas las cosas y os recordará todo esto”. Y es lo que sucede con San Pablo: “les enseña y les recuerda” el “mensaje de salvación”. Y el Espíritu Santo dará firmeza a su corazón.

“Con este ejemplo, podemos hoy preguntarnos: ¿Cómo está mi corazón? Es un corazón bailarín que va de un lado a otro, que parece una mariposa, que hoy quiere esto… que está siempre en movimiento? ¿es un corazón que se asusta de los problemas de la vida, se esconde y tiene miedo de dar testimonio de Jesucristo? ¿es un corazón valiente o es un corazón que siente tanto miedo que busca esconderse siempre? ¿de qué se preocupa nuestro corazón? ¿cuál es el tesoro al que nuestro corazón está apegado? ¿es un corazón fijo en las criaturas, en lo problemas que todos tenemos? ¿es un corazón fijo en los dioses de todos los días o es un corazón fijo en el Espíritu Santo?”.

El Papa afirmó que nos hará bien preguntarnos “dónde está la firmeza de nuestro corazón”. Y también “recordar los asuntos que tenemos todos los días: en casa, en el trabajo, con los hijos, con las personas que viven con nosotros, con los compañeros de trabajo, con todos”. 

“¿Yo me dejo llevar por alguien o afronto estos asuntos con el corazón firme, que sabe dónde está? Y el único que da firmeza a nuestro corazón es el Espíritu Santo. Nos hará bien pensar que nosotros tenemos un don muy bello, que nos ha dejado Jesús, este Espíritu de fortaleza, de consejo, que nos ayuda a seguir adelante en medio de los problemas de todos los días. Hagamos este ejercicio, hoy, de preguntarnos cómo está nuestro corazón: ¿Firme o no? ¿Y si está firme, dónde se apoya? ¿en las cosas o en el Espíritu Santo? ¡Nos hará bien!”.

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.