Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 15 abril |
Beato Pedro González (san Telmo)
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Es pagana nuestra sociedad?

© DR

Monseñor Josep Àngel Sáiz - publicado el 19/05/14

Hacer como si Jesucristo no hubiera venido a salvarnos, es como negar a nuestros padres y a nuestros abuelos, como querer no tener historia

Entre los muchos libros aparecidos estos meses sobre el Papa Francisco, la lectura de uno de ellos –titulado Pilares de un pontificado (Ed. San Pablo)- me ha sugerido las reflexiones que expongo a continuación en este comentario.

El libro recoge fragmentos de las homilías pronunciadas por el arzobispo de Buenos Aires Jorge Mario Bergoglio en diversas ocasiones. A pesar de recoger sólo los fragmentos más significativos, creo que el libro ofrece una idea bastante aproximada del pensamiento pastoral de nuestro Papa cuando estaba al frente de la populosa archidiócesis bonaerense.

En la homilía de la fiesta de San Cayetano (el 7/08/2010), fiesta que es muy popular en Argentina, porque es el santo al que se le pide sobre todo trabajo –como nosotros lo pedimos a san Pancracio, “salud y trabajo”-, el cardenal Bergoglio constata sin rodeos una realidad: “Vivimos en medio de una cultura cada vez más pagana”.

Pero el cardenal no se queda en esta constatación, sino que ofrece su reflexión  sobre dos maneras de ser pagano.

Una es la manera de ser pagano que se hace realidad “si uno nació en una cultura que no conoce aún la verdad del Evangelio y la bondad de Jesucristo”.

Estos paganos los podríamos llamar acertadamente “precristianos”; algunos de ellos –como el centurión que estaba en el Calvario o Cornelio, al que visitó san Pedro en su casa para bautizarlo, aparecen en el Nuevo Testamento y precisamente como ejemplo de personas que tienen un sentido religioso profundo y  sobretodo, abierto a la fe.

Son los “buenos paganos”; hay estudios bellísimos sobre ellos y sobre su encuentro personal con Jesús.

Después hay los paganos que podemos llamar “postcristianos”. Ahí ya nos duele más. Y le duele también al cardenal Bergoglio. Miren lo que dice: “Pero para nosotros, hacer como si Jesucristo no hubiera venido a salvarnos, es dar un paso muy atrás. Es como negar a nuestros padres y a nuestros abuelos. Es como querer no tener historia. Es como si eligiéramos ser huérfanos, gente desamparada, que tiene que empezar de cero sin contar con el tesoro de la sabiduría de nuestros mayores”.

Y aún añade, refiriéndose a la imagen pública de la fe cristiana: “Al hacer como si Jesucristo no existiera, al relegarlo a la sacristía y no querer que se meta en la vida pública, negamos tantas cosas buenas que el cristianismo aportó a nuestra cultura, haciéndola más sabia y justa; a nuestras costumbres, haciéndolas más alegres y dignas”.

En este tiempo pascual y en este mes de mayo, me parece oportuno invitar a quienes sigan estas reflexiones a dar gracias por la fe y por los dones recibidos. ¿Por qué hemos de hacerlo?

Vean cómo lo dijo el cardenal Bergoglio: porque “nosotros hemos escuchado el anuncio del Evangelio, somos gente bautizada en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, gente que ha vivido cuidada con el amor infinito de la providencia de nuestro Padre Dios y amparada bajo el manto de ternura de la Virgen María”. (¡Qué expresión tan bella y oportuna en el mes de mayo, el mes de María!).

Nosotros hemos sido marcados por el signo de la cruz –siguió diciendo en su homilía el arzobispo jesuita- y le pertenecemos a Jesús que nos compró con su Sangre. Si en algo fallan nuestros valores es porque no los vivimos a fondo. No es que tengamos que reemplazarlos por otros, sino que tenemos que arrepentirnos de no haberlos guardado y comenzar a vivirlos en toda su plenitud”. Este es el camino: pidamos que el Espíritu Santo nos anime a seguirlo.

Por Josep Àngel Saiz Meneses, obispo de Terrassa

Tags:
laicismopaganismopapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
3
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
4
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
5
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.