Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 25 septiembre |
Virgen de la Merced
home iconEspiritualidad
line break icon

Historia de una nueva vocación en África

© Jeff Attaway / Flickr / CC

Joan Soler i Ribas - publicado el 18/05/14

El sol brilla, tal vez no tanto como sus ojos, pero toda la creación canta victoria, porque la cadena que comenzaron los Doce continuará

Es domingo por la mañana. Un día espléndido como siempre los hace por aquí, en la región de las sabanas, y el sol ya comienza a brillar con fuerza. Hoy me voy a misa a la comunidad de Naki-Ouest, así que tomo todas las cosas para celebrar la misa y pongo en marcha la moto.

Es una alegría salir de la parroquia, llena de gente que viene de la primera misa y de los chiquillos que esperan para ir a la misa de los niños.

Por el camino me voy encontrando a los catecúmenos de una de las comunidades que van a misa con su carné de presencia. Todos me saludan. Son tan buena gente…

Un poco más allá veo a un joven de unos 14 años que me hace señas con la mano. Es de la primera comunidad que me encontraré en el camino, pero me pide si puede venir a misa conmigo a la otra comunidad. Le digo que ningún problema, que me hará mucha ilusión que me acompañe.

Estamos siguiendo la antigua carretera de los alemanes, con unos árboles preciosos a ambos lados del camino. Como la carretera tiene algunos socavones voy un poco más lento, y le pregunto al joven:

– ¿Ya vas a la catequesis?

– Sí, me responde.     

– ¿Y por qué quieres ser cristiano?

Y me responde sin ningún titubeo:

– Oh, pues porque yo quiero ser sacerdote como tú. Yo quiero celebrar la eucaristía. Yo quiero, como tú, hacer que la noticia de Jesús sea escuchada por todas partes.

Dejo una mano del manillar y le acaricio la cabeza. Que Dios te bendiga, hijo mío, tú serás un santo sacerdote. Y miro por el retrovisor y lo veo con una gran sonrisa. Y el sol brilla, tal vez no tanto como sus ojos, pero toda la creación canta victoria, porque la cadena que comenzaron los Doce continuará, y habrá un nuevo sacerdote, un nuevo hombre que, con sencillez, estará dispuesto a dar la vida al servicio del Evangelio. Un nuevo apóstol africano para esta África tan amada por Dios.

Tags:
áfricamisionerosacerdotevocacion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
5
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
6
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.