Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 30 noviembre |
San Andrés Apóstol
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: quien cree saberlo todo, no puede entender a Dios

© Sabrina Fusco / ALETEIA

Radio Vaticano - publicado el 13/05/14

Homilía hoy en la Domus Santa Marta

Las cosas de Dios no se pueden entender solo con la cabeza, es necesario abrir el corazón al Espíritu Santo. Es lo que ha afirmado Papa Francisco en la Misa de esta mañana en la Casa Santa Marta. El Pontífice ha destacado que la fe es un don de dios, pero que no se puede recibir si se vive “separado” de su pueblo, de la Iglesia.

Las Lecturas del día, observó Papa Francisco, nos muestran “dos grupos de personas”. En la Primera Lectura “están los dispersados a causa de la persecución” que comienza después del asesinato de Esteban. “Se ven dispersados con la semilla del Evangelio, dijo el Papa, y la llevan a todas partes”. Al principio hablan solo a los judíos. Después, “de forma natural, algunos de ellos”, llegados a Antioquía “comenzaron a hablar también a los griegos”. Y así, lentamente, reflexionó el Papa, “han abierto las puertas a los griegos, a los paganos”. Llegada la noticia a Jerusalén, recordó, Bernabé fue mandado a Antioquía, “para hacer una visita de inspección”. Y todos, constató, “estaban contentos” porque “una multitud considerable se había añadido al Señor”.

Esta gente, destacó Francisco, “no ha dicho vayamos primero a los judíos, después a los griegos, a los paganos, a todos. ¡No! Se ha dejado llevar por el Espíritu Santo. Fue dócil al Espíritu Santo”. Y después, prosiguió, “una cosa viene detrás de otra” y “terminan abriendo las puertas a todos: a los paganos, que según su mentalidad eran impuros”, “abrían las puertas a todos”.

Este, afirmó, “es el primer grupo de personas, las que son dóciles al Espíritu Santo”. “Algunas veces, añadió, el Espíritu Santo nos empuja a hacer cosas fuertes: como empujar a Felipe a ir a bautizar” al ministro etíope, “como empujó a Pedro a bautizar a Cornelio”.

“Otras veces, el Espíritu Santo suavemente nos lleva y la virtud es dejarse llevar por Él, no poner resistencia al Espíritu Santo, ser dóciles al Espíritu Santo. Y el Espíritu Santo actúa en la Iglesia, actúa hoy en nuestra vida. Alguno podrá decirme: ‘¡Nunca lo he visto!’. ‘Pero mira, presta atención a lo que sucede, a lo que te viene a la mente, al corazón. ¿Cosas buenas? Es el Espíritu que te invita a ir por ese camino. ¡Se necesita docilidad! Docilidad al Espíritu Santo”.

El segundo grupo que nos presentan las Lecturas es el de los “intelectuales, que se acercan a Jesús en el templo: son los doctores de la ley”. Jesús, destacó el Papa, siempre tuvo problemas con estos “porque no terminaban de entender: daban vueltas sobre las mismas cosas, porque creían que la religión era solo una cosa de cabeza, de leyes”. Para ellos era necesario “cumplir los mandamientos y nada más. No se imaginaban que existiese el Espíritu Santo”. Interrogaban a Jesús, “querían discutir. Todo estaba en la cabeza, todos era intelecto”. “En esta gente, añadió, no existía el corazón, ni la belleza y el amor, ni la armonía”, es gente “que solo quiere explicaciones”.

“Y tú les das explicaciones y ellos, no convencidos, volvían con otra pregunta. Y así, daban vueltas y vueltas… Como dieron vueltas a Jesús toda la vida, hasta que consiguen prenderlo y asesinarlo. ¡Estos no abren el corazón al Espíritu Santo”. Creen que las cosas de Dios se pueden entender solo con la cabeza, con las ideas, con las propias ideas. Son orgullosos. Creen saberlo todo. Y lo que no entra en sus inteligencias no es verdad. Tú puedes resucitar a un muerto ante ellos, ¡y no se lo creen!”. 

Jesús, evidenció, va “más allá” y dice “una cosa fortísima”: “Vosotros no creéis porque no formáis parte de mis ovejas. Vosotros no creéis porque no sois del pueblo de Israel. Os habéis salido del pueblo. Estáis en la aristocracia del intelecto”. Esta actitud, advirtió, “cierra el corazón. Ellos han renegado de su pueblo”.


“Esta gente se había separado del pueblo de Dios y por esto no podía creer. ¡La fe es un don de Dios! Pero la fe viene si tú estás en su pueblo. Si tú estás, ahora, en la Iglesia, si tú eres ayudado por los Sacramentos, por los hermanos, por la Asamblea. Si tú crees que esta Iglesia es el Pueblo de Dios. Esta gente se había separado, no creía en el Pueblo de Dios, creía solo en sus cosas y así había construido un sistema de mandamientos que expulsaba a las personas: expulsaban a las personas y después no les dejaban entrar en la Iglesia, en el pueblo. ¡No podían creer! Este es el pecado de resistir al Espíritu Santo”.

“Dos grupos de personas”, retomó el Papa, aquellos “de la dulzura, de la gente dulce, humilde, abierta al Espíritu Santo” y la otra, “orgullosa, suficiente, soberbia, separada del Pueblo, aristocracia del intelecto que ha cerrado las puertas y resiste al Espíritu Santo”. Y no hay testarudez más fuerte, dijo que tener el corazón duro. ¡Esto es muy peligroso!”. Mirando a estos dos grupos de personas, invocó, “pidamos al Señor la gracia de la docilidad al Espíritu Santo para ir hacia delante en la vida, ser creativos, estar contentos, porque el resto de la gente no es feliz”. Y cuando hay “tanta seriedad, afirmó, no está el Espíritu de Dios”. Pidamos, por tanto, “la gracia de la docilidad y que el Espíritu Santo nos ayude a defendernos de este otro espíritu malo de la suficiencia, del orgullo, de la soberbia, de la cerrazón del corazón al Espíritu Santo”.

Tags:
diospapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
OLD WOMAN, WRITING
Cerith Gardiner
Carta de una mujer de 107 años para luchar co...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.