Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 02 diciembre |
San Habacuc
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: el Espíritu Santo empuja a la Iglesia más allá de los límites

Jeffrey Bruno/Aleteia

Radio Vaticano - publicado el 12/05/14

Homilía hoy en la Domus Santa Marta

 “¿Quiénes somos nosotros para cerrar las puertas” al Espíritu Santo? Es la pregunta recurrente que Papa Francisco ha planteado durante la homilía de la Misa de la mañana, presidida en la Casa Santa Marta, y dedicada a la conversión de los primeros paganos al cristianismo. El Espíritu Santo, afirmó, es lo que hace funcionar a la Iglesia “más allá de los límites, adelante”.

El Espíritu sopla donde quiera, pero una de las tentaciones más comunes  de los que tienen fe es cerrar el paso y redirigirlo a una dirección en lugar de otra. Una tentación que tampoco era extraña al principio de la Iglesia, como demuestra la experiencia que vive Simón Pedro en la cita de los Hechos de los Apóstoles propuesta por la liturgia. Una comunidad de paganos acoge el anuncio del Evangelio y Pedro es testigo ocular del descendimiento del Espíritu Santo sobre ellos, pero antes duda a tener contacto con lo que siempre había considerado “impuro” y después sufre duras críticas de los cristianos de Jerusalén, escandalizados del hecho de que su jefe hubiese comido con los “no circuncisos” y les hubiese  bautizado. Un momento de crisis interna, que Papa Francisco recuerda con un hilo de ironía:

“Es una cosa que no se podía pensar. Si mañana viniese una expedición de marcianos, por ejemplo, y algunos de ellos vinieran a nosotros, marciano, ¿eh? Verdes, con la nariz y las orejas largas, como los pintan los niños… Y uno de ellos dijese: ‘Quiero bautizarme’. ¿Qué sucedería?”.

Pedro comprende el error cuando una visión le ilumina una verdad fundamental: lo que Dios ha purificado no puede ser llamado “profano” por nadie. Y al narrar estos hechos a la multitud que lo critica, el Apóstol, recuerda Papa Francisco, tranquiliza a todos con esta afirmación: “Si Dios les ha dado el mismo don que a nosotros, por haber creído en el Señor Jesucristo, ¿quién soy yo para ponerle impedimentos a Dios?”.

“Cuando el Señor nos hace ver el camino, quienes somos nosotros para decir: ‘¡No, Señor! ¡No es prudente! No, hagamos mejor así…’ y Pedro en esa primera diócesis, la primera diócesis fue Antioquía, toma esta decisión: ‘¿Quién soy yo para poner impedimentos?’. Una bella palabra para los obispos, para los sacerdotes y también para los cristianos. ¿Quiénes somos nosotros para cerrar puertas? En la Iglesia antigua existía, hasta hoy, el ministerio del ostiario ¿Qué hacía el ostiario? Abría la puerta, recibía a la gente, les hacía pasar. Nunca ha existido el ministerio de quien cierra puertas ¡Nunca!”

Todavía hoy, repite Papa Francisco, Dios ha dejado la guía de la Iglesia “en las manos del Espíritu Santo”. “El Espíritu Santo, prosigue, es el que, como dice Jesús, nos enseñará todo” y “hará que recordemos lo que Jesús nos ha enseñado”.

“El Espíritu Santo es la presencia viva de Dios en la Iglesia. Es el que hace que la Iglesia vaya hacia delante, el que la hace caminar. Siempre hacia delante, más allá de los límites, adelante. El Espíritu Santo con sus dones guía a la Iglesia. No se puede entender la Iglesia de Jesús sin este Paráclito, que el Señor nos envía para esto. Y hace estas elecciones inconcebibles ¡inconcebibles! Por usar una palabra de San Juan XXIII: es el mismo Espíritu Santo el que actualiza a la Iglesia: verdaderamente, la actualiza y la hace ir hacia delante. Y nosotros cristianos debemos pedir al Señor la gracia de la docilidad al Espíritu Santo. La docilidad a este Espíritu que nos habla al corazón, nos habla en las circunstancias de la vida, nos habla en la vida eclesial, en las comunidades cristianas, nos habla siempre”.

Tags:
iglesiapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.