Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 12 abril |
San David Uribe
home iconEspiritualidad
line break icon

​¿Un transexual debe ser enterrado con su sexo de nacimiento?

© Public Domain

Aleteia Team - publicado el 12/05/14

¿Hay que tener en cuenta su identidad biológica o bien la civil que tuviera en el momento de la muerte?

¿Qué hacer cuando un párroco se encuentra con la petición de entierro de una persona transexual? ¿Debe enterrarlo con su identidad biológica o con la civil que tuviera en el momento de la muerte? Respondemos a un lector que planteó esta pregunta desde Facebook.

Este tema no ha sido objeto aún de estudio por parte del Magisterio de la Iglesia. Por tanto, mientras no haya un pronunciamiento claro, se entiende que cada caso debe ser tratado de acuerdo con la prudencia y el discernimiento del párroco, que tiene el deber de informarse delicadamente sobre el caso concreto.

Hay que tener en cuenta que el funeral es un momento para rezar y encomendar a Dios a la persona fallecida, y no puede convertirse en un acto de reconocimiento de actitudes o ideologías, ni tampoco de juicios morales hacia la vida del difunto/a, pues sólo Dios puede juzgar los corazones.

Ante la decisión de enterrar a una persona transexual tal y como nació o con el nombre que escogió después, ayudaría valorar factores como la voluntad del fallecido y de su familia o sus seres queridos, su relación con la comunidad, el escándalo que pudiera provocar entre los fieles,…

Dicho esto, Aleteia ha contactado a algunos de los expertos que colaboran con la red, y efectivamente, hay posturas encontradas, aunque en todas el principio es claro: lo importante es la atención pastoral.

Para el experto de Aleteia Henry Vargas Holguín, el cuerpo de la persona debería enterrarse tal y como está, y normalmente al referirse a ella habría que mantener el mismo nombre que deseó adquirir en vida para identificarse como hombre o mujer.

Si una persona que nació mujer es conocida como hombre por las personas que le rodean, por ejemplo, no parece oportuno el momento del entierro para desvelar su verdadero sexo. Tampoco esa celebración es lugar para juicios ni lecciones morales.

En todo caso, destaca el sacerdote, “el entierro se ha de realizar con el mismo respeto y decoro que cualquier otro cadáver merece”.

Para el experto Julio De la Vega-Hazas, la cuestión es meramente: con qué nombre se le entierra, el suyo de origen o el adquirido posteriormente, pues la identidad sexual biológica no cambia por el hecho de haberse realizado una operación quirúrgica y haberse sometido a un tratamiento hormonal. Él, personalmente se inclina por la primera opción.

Es público el caso de un transexual colombiano, toxicómano, asesinado a golpes en julio del año pasado en Roma. Su cuerpo permaneció cinco meses en la morgue sin que nadie lo reclamara y finalmente fue Caritas quien se ocupó de su sepelio.

En su funeral, el director de Caritas Roma, monseñor Enrico Feroci, se refirió a esta persona (que nació hombre) como mujer, para respetar su deseo, expresado por el fallecido a las personas de Caritas a las que anteriormente se había dirigido para pedirles ayuda.

Los transexuales, como los homosexuales, “deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará todo signo de discriminación. Estas personas están llamadas  a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición”, señala el Catecismo de la Iglesia Católica (2358).

Como recuerda Vargas Holguín, “toda persona ha sido creada hombre o mujer; la distinción y la correlación de los sexos pertenece intrínsecamente a la naturaleza del ser humano”.

“Es gratitud y alabanza al creador aceptarse como hombre o mujer y hacer lo necesario para ser plenamente hombre o mujer –continúa-. La plenitud del ser humano no es dada por la sola versión masculina o femenina sino por la reciprocidad y por la complementariedad del masculino/femenino”.

“No se trata de cambiar sexo sino de buscar cuál sea de hecho la verdadera condición o cuál sea el verdadero “yo” ante Dios y los demás –añade-. Hay que ayudar a la persona a aceptarse y a dar sentido a la existencia aun en las condiciones eventualmente inmodificables”.

Y finaliza proponiendo esta oración: “Ayúdame, o Señor, a cambiar las cosas que pueden ser cambiadas, y a aceptar aquellas que no pueden serlo”.

En resumen, que mientras no haya un pronunciamiento explícito, se entiende que cada caso debe ser tratado con la prudencia y el discernimiento del párroco, que tiene el deber de informarse con delicadeza sobre el caso concreto.

Tags:
ideologia de generosexualidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
3
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
4
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
5
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
6
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
7
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.