¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

En Estados Unidos, a la baja el número de hispanos católicos

© Timothy Krause
Comparte

Se debe principalmente al avance de las iglesias evangélicas en Centro América

Por décadas, la población católica de Estados Unidos, el cuarto país con mayor número de católicos del mundo, solamente detrás de Brasil, México y Filipinas, se nutrió de la migración hispana, sobre todo mexicana, que llegaba a la Unión Americana y se agrupaba en torno a los templos de la religión de sus padres y de sus abuelos.
 
Este panorama está cambiando drásticamente.  Al menos así lo revela una reciente investigación del Centro Pew, un organismo dedicado, entre otras cuestiones, a indagar sobre los comportamientos y las creencias religiosas en Estados Unidos, y cuyas encuestas y sondeos de opinión en la materia, gozan de buena fama pública en ese país.  La encuesta se ha realizado en julio de 2013 y en ella participaron 5 mil personas entrevistadas, hispanos diseminados por todo el territorio estadounidense.
 
Para el Pew el número de hispanos que se declaran católicos en Estados Unidos cayó en 12 por ciento los últimos cuatro años.  Aunque la mayoría de los hispanos aún se declaran católicos, aumentó en ese lapso el número de personas que indican no poseer ningún tipo de afiliación religiosa o se definieron como protestantes o evangélicos.  El asunto refleja, según este instituto, los “cambios religiosos que están en marcha en América Latina”.  Hasta el momento, dice en su estudio el Pew, 33 por ciento de los católicos estadounidenses son hispanos.
 
Cambiando de rostro
 
Aunque no lo refiere sino como “América Latina”, lo cierto es que los cambios religiosos y el paso a iglesias evangélicas se están dando con mayor celeridad que en ningún otro sitio en el continente, en Guatemala, El Salvador y Honduras.  Con el aumento de migrantes de estos países –víctimas de la pobreza y la violencia que sufren en ellos—el catolicismo hispano está cambiando de rostro en Estados Unidos.
 
No solamente refleja esta caída los cambios en Centro América, también  refleja los cambios en el propio Estados Unidos, donde el catolicismo, según el Centro Pew, “ha tenido pérdidas netas de adherentes mediante las conversiones”.  El sondeo mostró que 55 por ciento de los hispanos se definió a sí mismo como católico, siendo que en un estudio similar realizado en 2010 ese porcentaje era de 67 por ciento.  En tanto, el porcentaje de hispanos que se definieron como evangélicos pasó de 12 por ciento en 2010 a 16 por ciento en 2014. A su vez, el número de personas que declaró no profesar ninguna religión pasó de 10 por ciento en 2010 a 18 por ciento en 2014.
 
Los varones de origen hispano y de 18 a 29 años de edad resultaron ser el segmento que mayor variación ha tenido en los últimos cuatro años, al definirse, en 2010, un 14 por ciento como “sin filiación religiosa”, para, en 2014, aumentar 18 puntos porcentuales y situarse en 31 por ciento.  En ese segmento específico, el sondeo no identificó un número significativo de personas que abandonaron el catolicismo para adoptar otra religión, sino que prácticamente todas pasaron a declararse ateas o sin afiliación.
 
Según el mismo estudio, uno de cada cuatro hispanos en la Unión Americana (24 por ciento), abandona el catolicismo y renueva su fe entre protestantes, otros grupos cristianos, o grupos sin ninguna religión, pero la mayor parte sigue siendo completamente fiel a la Iglesia católica.  
 
En resumidas cuentas, según el Centro Pew, 55 por ciento de los adultos hispanos se identifica como católico, 22 por ciento como protestante (16 por ciento evangélicos y casi el 6 por ciento protestantes tradicionales), el 18 por ciento con grupos no afiliados, el 3 por ciento con otros cristianos, y el 1 por ciento con otros no identificados.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.