¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El testimonio de la modelo española que se ha hecho monja

Comparte

La historia de Olalla Oliveros, ex-modelo y actriz: “Dios me hizo un casting y me eligió: No pude decir que no”

Quien entra en el blog de la española Olalla Oliveros podrá observar la gran belleza de esta modelo, la publicidad que ha realizado para marcas famosas, y un currículum como actriz bastante respetable: cine, obras teatrales, escenas en televisión, con papeles no de protagonista pero tampoco de “extra”. La anomalía, como escribe Aciprensa el 1 de mayo, está en su último post del 2 de marzo de 2010. Desde ese día es como si Olalla Oliveros hubiera "muerto" para el mundo del espectáculo para renacer al del Espíritu: “Dios me hizo un casting y me eligió: No pude decir que no”, cuenta la hoy religiosa.
 
Un verdadero salto en su carrera
 
Hoy lleva un sayal azul y un velo azul-amarillo, está consagrada en una jovencísima y dinámica comunidad religiosa, la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, surgida en la diócesis española de Tui-Vigo y erigida canónicamente en 2009 como asociación pública de fieles. El suyo no ha sido el abandono de una carrera que no despegaba, sino todo lo contrario, como subraya su ex agente Mirella Melero, contando que Olalla acababa de obtener un papel importante en una película.
 
El viaje a Fátima
 
Fue el ir dándose cuenta cada vez más de su propia infelicidad, que persistía a pesar de los reconocimientos mundanos. Hasta un viaje a Fátima que le causó un terremoto interior. A la vuelta no dejó de preguntarse qué era esa fuerza y esa paz que sentía, y no conseguía quitarse de la cabeza la imagen, que le parecía absurda, de sí misma vestida de monja. Después siguió la confesión con un sacerdote en Madrid e un camino de dirección espiritual. Y después Dios, que contaba con ella para su superproducción, hizo el resto.
 
 
 
 
 
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.