Aleteia

«Te doy gracias, Señor, porque puedo trabajar»

CAHairyBear / Flickr / CC
Comparte

Una oración para la Jornada Mundial del Trabajo

Te doy gracias, Señor,
porque puedo trabajar.
Bendice mis labores y las de
mis compañeros.

Dame la gracia de conocerte a través
del trabajo de todos los días.
Ayúdame a ser servidor
incansables de los demás.

Ayúdame a hacer de mi
trabajo una oración.

Ayúdame a descubrir en el trabajo
una posibilidad de construir
un mundo mejor.

Maestro, como el único que puede
saciar nuestra sed de justicia,
concédeme la gracia de liberarme
de toda vanidad y de ser humilde.
Te doy gracias, Señor,
porque puedo trabajar.
Amén.

Autor desconocido. Publicado por la web Oleada Joven

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.