¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

​Argentina: Una joven muere por la paliza de unas compañeras

Filipe Matos Frazao
Comparte

Meses después de la aprobación de la primera ley para reducir el acoso escolar en el país

Una joven de 17 años falleció la noche del pasado domingo como consecuencia de una violenta paliza que le propinaron dos compañeras de escuela y la hermana de una de ellas en Junín, Argentina.
 
La víctima, Nayra Cofreces, volvía del colegio junto a otra amiga el pasado miércoles, cuando tres jóvenes les atacaron con puñetazos y patadas. Según declaraciones de algunos amigos, la agresión iba dirigida inicialmente a una amiga de la fallecida que “se hace la linda o va mejor vestida a la escuela”, informó la juez que investiga el caso.
 
Los golpes causaron a la joven hematomas en la cabeza de los que no se pudo recuperar a pesar de que fue sometida a diversas intervenciones médicas.
 
Según la juez, este ataque no es un caso aislado: la violencia está en la calle cada fin de semana, “los chicos se pelean sin motivo hasta extremos nunca vistos”.
 
El pasado mes de septiembre, el Congreso de Argentina aprobó la primera ley para reducir el acoso escolar y se habilitó la línea telefónica gratuita 102 para denuncias, mientras el acoso escolar continúa extendiéndose y sorprendiendo con violentos casos en numerosos países.
 
El maltrato entre compañeros puede aparecer de formas muy diversas, según acosoescolar.info. No solamente se manifiesta a través de peleas o agresiones físicas, sino que con frecuencia se nutre de un conjunto de intimidaciones de diferente índole que dejan al agredido sin respuesta, entre ellas:
 
Intimidaciones verbales (insultos, motes, hablar mal de alguien, sembrar rumores,…)
 
Intimidaciones psicológicas (amenazas para provocar miedo, para lograr algún objeto o dinero, o simplemente para obligar a la víctima a hacer cosas que no quiere ni debe hacer)
 
Agresiones físicas, tanto directas (peleas, palizas o simplemente “collejas”) como indirectas (destrozo de materiales personales, pequeños hurtos,…)
 
Aislamiento social, bien impidiendo al joven participar, bien ignorando su presencia y no contando con él/ella en las actividades normales entre amigos o compañeros de clase.
 
Según esta web informativa, “es difícil determinar cuándo se trata de un juego entre iguales, incluso amigos, y cuándo de acciones violentas con intención de hacer daño”.
 
También hay que distinguir el maltrato entre compañeros de las conductas antisociales o incluso criminales, que deben ser tratadas por las instituciones apropiadas (policía, fiscalía de menores,…).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.