Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 06 marzo |
Santa Rosa de Viterbo
home iconEspiritualidad
line break icon

Los jóvenes ya no van a misa… ¿Qué hacer?

© Sabrina Fusco / ALETEIA

Vida Nueva - publicado el 24/04/14

Es un reto seguir haciendo de la misa la “fuente y culmen de la vida cristiana”, pero empezando por los cimientos, no por la fachada

Lo escuchaba estos días pasados de Semana Santa, viendo en las calles a jóvenes portando las imágenes en las procesiones del sur. “Es impresionante verlos tan emocionados; pero a misa no hay quien le haga ir”. Y con eso parecían conformarse, pues “por lo menos, van y algo bueno se les pegará”. Es estrofa repetida frecuentemente.

La misma inquietud, pero respuesta distinta, es la de párrocos y responsables pastorales que ven cómo se vacían de jóvenes los templos en las misas dominicales. Se las ven y se las desean haciendo “misas atractivas”, como las llaman ahora; organizando “coros y corales”, “haciendo misas de jóvenes”, con formatos viejos; y hasta “el pino, a veces, si hiciera falta”, me decía un cura veterano, que se confesaba con la imaginación agotada para hacer que los jóvenes de su barrio asistieran a misa dominical.

En algún lugar también he oído recientemente que los jóvenes que van a misa, lo hacen cuando se celebra en su colegio. En muchos de los centros concertados, en donde los agentes de pastoral trabajan con ahínco y tesón, dicen encontrarse bien en las celebraciones.

Sin embargo, ¿qué pasa cuando, por ejemplo, en el Triduo Pascual, el colegio está cerrado por vacaciones? Pues nada, que no pasa nada, según ellos; “las misas del colegio molan, pero las de la parroquia aburren”. Y así un día y otro. Los jóvenes en tierra de nadie, los que viven en la gran España rural, con muy pocas posibilidades de elegir templo, tendrán que aguantarse.

“¡Algo hay que hacer; algo tenemos que hacer!”, repetía desesperado un buen cura ya entrado en años, que se conforma echando la nostalgia a volar y recordando aquellos Cursillos de Cristiandad, aquellos campamentos veraniegos, aquellos clubes juveniles, aquellos cine fórums, aquellos días…, siempre aquellos días.

Cuando la nostalgia invade el alma, el futuro aparece más incierto y la imaginación se atrofia con tanto sueño en sepia que impide ver el cuadro luminoso del mañana.

Pero hay quienes osan (perdonen mi atrevimiento, que no es acusación, sino constatación) echar mano del barroquismo liturgista, que no litúrgico, que tanto atrae a muchos jóvenes de hoy en día con ese perfil barroco y líquido. Y, como locos, sacan de los museos capas pluviales, dalmáticas, vieja indumentaria con olor a naftalina, envuelta en el olor del incienso.

Buena voluntad hay, no cabe ninguna duda, pero falta la pregunta fundamental: ¿qué es la Misa, y por qué, para qué? Es un reto para toda la Iglesia en estos tiempos de week-end, de desplazamientos, de comunidades heterogéneas. Es un reto seguir haciendo de la misa la “fuente y culmen de la vida cristiana”, pero empezando por los cimientos, no por la fachada. “Si hay que ir, se va; pero ir por ir…”. Y no hay forma de ir dejando el lastre de un cristianismo sociológico, y dar el paso a un cristianismo de seguimiento.

Artículopublicado originalmente por Vida Nueva

Tags:
eucaristiajovenes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
6
MADONNA
Maria Paola Daud
La curiosa imagen de la Virgen María protectora del Coronavirus
7
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.