Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 24 junio |
San Juan Bautista
home iconHistorias que inspiran
line break icon

El ‘Team Hoyt’ se despide: la lección de un padre y un hijo

© Stewart Dawson

Forum Libertas - publicado el 23/04/14

30 años participando en pruebas deportivas a pesar de la parálisis cerebral de Rick

Rick Hoyt, con parálisis cerebral, le pidió a su padre Dick que le ayudara a hacer una maratón. 30 años después, han hecho numerosos Ironmans y diferentes pruebas deportivas; y han cerrado su aventura en la maratón que les vio nacer, la de Boston.

Todo empezó un día de abril de 1984 y todo ha acabado en un día de abril de 2014. 30 años han pasado desde que Dick Hoyt tuvo los arrestos de apuntarse a la Maratón de Boston para conseguir acabar la carrera tirando del carro en el que iba su hijo Rick.

Unos meses antes Rick, afectado por una parálisis cerebral desde su nacimiento, tras salir un día a correr empujado por su padre, le expresó que se había sentido vivo después de muchos años. Su padre aceptó esa ‘bendita locura’ de hacer un maratón… y consiguió terminarlo.

Después llegaron triatlones cortos y pruebas Ironman. Los Hoyt han sido una fuente de inspiración mundial.

En 2014 y tras 30 años participando, padre e hijo han decidido poner punto y final a su relación de amor con este legendario maratón.

La prueba decidió dedicarles una estatua que reflejara el agradecimiento de la ciudad a su esfuerzo y su ayuda motivar a miles de personas en todo el mundo.

Lo dejan con 74 y 52 años

Ahora, con 74 y 52 años respectivamente, han decidido que hora de “parar el ritmo”, pero querían hacer ellos un homenaje a una prueba que vivió en 2013 una experiencia trágica con un brutal atentado en la línea de meta.

Cuando ocurrió, los Hoyt estaban en el kilómetro 23 y trataron de llegar hasta el final, pero la policía se lo impidió. De hecho, Rick se quedó sin su silla de ruedas y acabó sentado en el regazo de su padre durante horas.

Sin embargo, Boston es la prueba favorita de Rick y creen que correr por última vez en 2014 era algo que le debían a una carrera que les había dado tanto.

Artículopublicado originalmente por Forum Libertas 

Tags:
deportediscapacidadhijospaternidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
4
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
5
Redacción de Aleteia
Papa Francisco: Que sus hijos los vean besándose
6
BART DE WEDER
Aleteia Image Department
Custodio de un pequeño milagro
7
father and son
Cecilia Zinicola
Cómo honrar a padres que son difíciles
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.