Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 21 septiembre |
San Andrés Kim y compañeros mártires
home iconDesde Roma
line break icon

Juan XXIII o cómo cambiar la historia en menos de cinco años

KNA-Bild/CIRIC

Jesus de las Heras - publicado el 22/04/14

No fue un papa de transición, como muchos han dicho: fue un papa de cambio

Tras cerca de dos intensas décadas, la Iglesia católica experimentó una especial orfandad tras la muerte, en Castelgandolfo, el 9 de octubre de 1958, del Papa Pío XII. No se trataba de que su muerte hubiera supuesto ninguna sorpresa, habida cuenta de su edad (82 años y medio) y su salud, ya muy resentida. Pero lo cierto es que se percibía una cierta sensación de necesidad de cambio y, a la vez, la duda sobre su rumbo y sobre quién podría ser la persona lo encarnase. Pío XII había sido un magnífico Papa, un “pastor angélico” en tiempos desangelados, pero el cambio llamaba, tímidamente, eso sí, a las puertas de la Iglesia.

El cónclave del otoño de 1958 se presentaba así como especialmente abierto. Sin uno o varios candidatos claros. Y, sobre todo, con la impresión de que lo se trataba era de elegir a un Papa de transición, a alguien que abriera caminos, que otros, después, habrían de seguir, roturar y definir.

Desde el primer momento de aquel otoño de 1958, muchas miradas se posaron en el entonces ya anciano y venerable patriarca de Venecia. Sus casi 77 años eran, a la par, una ventaja y un inconveniente. Todos sabían de sus extraordinarias cualidades humanas, religiosas y pastorales. Se echaba en falta, quizás, su inexperiencia curial y se dudada -¡qué cosas, con lo que luego sobrevino!- de su carisma. Además, constaba que él no quería ser Papa… y que se las ingeniaba como podía para proponer a otros.

Y en estas, se llegó a la undécima votación. Por fin, la fumata blanca anunció a la orbe y al orbe que había nuevo Papa y que este era Angelo Giuseppe Roncalli, el patriarca de Venecia. Tomó el nombre de Juan. Y se pensó: “¡Claro: lo ha entendido bien, va a ser como Juan el Bautista, va a ser un precursor, un Papa de transición!”. Y todos, hasta el mismo Papa Juan se equivocaron.

Juan XXIII no fue un Papa de transición. Juan XXIII fue el Papa del cambio. De un cambio, ya para siempre. Y lo fue no solo –ya habría sido más que suficiente- con la convocatoria del Concilio Vaticano II y el sello que le imprimió-, sino que también lo fue con su estilo, con su talante, con su carisma.

Juan XXIII quería una Iglesia abierta de par en par. Y Juan XXIII quería -él lo fue en primera persona- unos eclesiásticos que fueran, ante todo, servidores y hermanos, sin pedestales, ni oropeles ni rigidices, con bondad, con misericordia, con amor y con paz.

Quien estaba llamado a ser un Papa transición, cambió la Iglesia y el pontificado romano.  Y reescribió la historia. Y desde entonces, Iglesia, pontificado romano y hasta humanidad, siguen teniendo en él a un referente gozosa y dichosamente inexcusable.

Tags:
Juan Pablo II

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
3
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.