Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 30 noviembre |
San Andrés Apóstol
home iconEspiritualidad
line break icon

San Juan Pablo II es la razón por la que soy sacerdote

DR

Aleteia Team - publicado el 22/04/14

La Jornada Mundial de la Juventud en Denver cambió todo

El papa Juan Pablo II es la razón por la que soy un sacerdote católico. Había pensando hacerme sacerdote durante mis años de colegio, pero cuando mis amigos y yo fuimos a la Jornada Mundial de la Juventud en Denver, CO., cambió el juego. Ser testigo de la convicción y llamada radical a la conversión a Cristo de Juan Pablo II lo antes posible me hizo correr al Evangelio.

“Vámonos de viaje para ver al Papa Juan Pablo II”, me dijo un amigo en la residencia del Benedictine College.

Un amigo llamó a su papá para pedirle el coche. No nos habíamos inscrito oficialmente a los eventos de la JMJ, así que alguien más llamó a un amigo en Denver cuyo papá era un diácono para pedirle/ suplicarle que nos dejara quedarnos en el suelo de su estancia.

Alguien más escribió en el parabrisas trasero “Toca la bocina si amas al Papa” y comenzamos el viaje de nueve horas para ver a Juan Pablo II en Denver.

El viaje en sí mismo fue una aventura. Camionetas llenas de adolescentes que viajaban con hermanas religiosas tocaban la bocina porque amaban al Papa.

En el arcén estábamos descansando cuando pasó una familia que hizo sonar la bocina. Cuando se detuvieron, dijeron, “somos metodistas, y vamos a Denver porque amamos a Juan Pablo II”.

Puesto que no teníamos boletos para ir al estadio, nuestro grupo encontró al papa Juan Pablo II en el Parque frente al Denver capital.

Los medios de comunicación eran desconfiados y a veces malos. Predijeron que el crimen se incrementaría; al contrario, bajó. Dijeron que no habría mucha gente; más de 500.000 asistieron. La generación de Juan Pablo II desafió las probabilidades que se habían fijado.

Mientras estábamos reunidos frente a las pantallas gigantes en el Denver capital viendo a Juan Pablo II llegar al estadio, recibimos una sorpresa. El helicóptero en el que se encontraba rodeó a los miles que estábamos ahí, descendió ligeramente y luego continuó su camino.

Cuando el mundo y luego algunos llamados líderes católicos olvidaron y menospreciaron a la juventud, a los fieles católicos, el papa Juan Pablo II nos recordó – incluso desde su helicóptero. Fue mi primer encuentro con este hombre. Sé que no fui el único con lágrimas en los ojos y alegría en mi corazón. Él fue maravilloso.

La JMJ me introdujo a la comunidad universal que Jesús estableció, su familia, la Iglesia. No fue una parroquia sola o para un solo país.

Sentí lo que sabía: que la Iglesia que Jesucristo estableció fue para las naciones. Esto me cambió. Mi corazón estaba y está ardiente de formar parte de esta realidad.

Juan Pablo II era personal también. Mi abuela, de la clase de 1929 del Benedictine College, llamó desde el banco en que trabajaba en Kansas City para decirle a una mujer judía, la mamá del dueño, que le había pedido transferir 10 dólares para el papa Juan Pablo II con el mensaje “No te lo gastes en un solo lugar”. La mujer le dijo a mi abuela que había sido amiga de infancia del Papa en Polonia.

Con Juan Pablo II, católicos y no católicos eran amigos de barrio. El papa Juan Pablo II hizo de una comunidad universal un barrio personal.

Quizá el guía turístico judío en una peregrinación a Tierra Santa del Benedictine College describió mejor mi experiencia de la JMJ cuando se refirió a la visita de Juan Pablo II a Israel. Dijo: “Fue como cuando Moisés regresó a la tierra y todo el mundo había cambiado”.

Yo sabía que había cambiado por él. Del mismo modo el Benedictine College.

El papa Juan Pablo II impactó en el colegio por muchos años. Para mí, fue cuando implementamos su Teología del Cuerpo en los dormitorios que tuvo su impacto y se sintió más en el campus..

Algunos estudiantes se estaban peleando por obtener dormitorios mixtos. La Teología del Cuerpo de Juan Pablo II le ayudó a todo el mundo a entender el plan de Dios para los hombres y mujeres.




Te puede interesar:
¿Qué es la Teología del Cuerpo?

Que los hombres necesitan dormitorios de hombres para ser hombres, aprender a hacer caso, a construir amistades masculinas, a encontrar hermanos en Cristo.

Que las mujeres necesitan dormitorios de mujeres para ser mujeres, aprender la unidad, a construir amistades femeninas y la hermandad en Cristo.

Existe un genio femenino y una aventura masculina y el papa Juan Pablo II ayudó a los estudiantes a comenzar a reconocer el regalo de su propia sexualidad.

La vida de los dormitorios enraizada en la antropología cristiana es algo de lo que la juventud está sedienta. La Teología del Cuerpo de Juan Pablo II contestó a sus preguntas más profundas sobre la amistad, la sexualidad, y la importancia de la hermandad, masculina y femenina y la comunidad que tiene a Cristo en el centro.

Esto fue todo un cambio. El colegio era uno de los top diez en fiestas playboy de las escuelas en los años 1980’s y sólo un puñado de estudiantes asistía diario a misa. No se dedicó una capilla hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Cuando implementamos la Teología del Cuerpo, junto a otras iniciativas dinámicas, el vandalismo en los dormitorios cayó drásticamente, la retención estudiantil se incrementó radicalmente, la satisfacción de los estudiantes junto a la vida del campus creció, la asistencia a misa prorrumpió, las colas para la confesión se incrementaron a cuatro en lugar de una.

Casi 300 estudiantes habían entrado en discernimiento para el sacerdocio y la vida religiosa e incluso más habían respondido a la llamada al matrimonio casándose bien.

Juan Pablo II puso a Cristo nuevamente al centro de sus vidas y de la vida del Benedictine College, así que fue adecuado nombrar a nuestro Centro Estudiantil en honor de san Juan Pablo II en el día de su canonización.

El papa Juan Pablo II abrió un puente en cada parte de la vida, cada disciplina profesional y académica, cada actividad humana de vuelta a Jesucristo. ¿Qué mejor lugar que un centro estudiantil para nombrarlo en su honor?

Tiene instalaciones atléticas, él era un atleta. Tiene un teatro, él era un actor. Tiene una zona de restaurantes, siempre estaba en las cafeterías hablando con los jóvenes.

Tiene el Centro San Martín, era un hombre de profunda fe. Tiene un Centro de Vida Estudiantil, su Teología del Cuerpo ha impactado las vidas de los jóvenes en todo el mundo.

Y siempre recordaré ese caluroso verano de 1993 cuando un grupo de estudiantes viajamos para verlo, y cómo cambió todo después de eso.

Testimonio de Fr. Brendan Rolling, OSB. Cortesía del Gregorian Blog del Instituto Gregorian del Benedictine College.

Tags:
jornada mundial de la juventudJuan Pablo II
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
OLD WOMAN, WRITING
Cerith Gardiner
Carta de una mujer de 107 años para luchar co...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.