Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 28 septiembre |
San Wenceslao
home iconEspiritualidad
line break icon

Jesús, el héroe que salvó al mundo del gran villano: Tolkien tenía razón

JESUS ON THE CROSS

San Vicente (Buhang) | Alma Gamil | CC BY 2.0

Dwight Longenecker - publicado el 19/04/14

Parece que había perdido el Viernes Santo, pero espera a la Pascua y verás…

¿Qué piensa la gente moderna en la era del iPad cuando leen la frase que dice “Jesús murió para salvarte de tus pecados”? Se preguntan, “¿Cómo puede la muerte de un criminal hace dos mil años salvarme a mí del pecado, y de todas formas, qué es el pecado?”

Cuando oyen a un predicador decir, “la sangre de Jesús te lava de tus culpas”, responden, “¿De qué tengo la culpa y cómo podría lavarla la sangre de un profeta muerto?”

A veces las preguntas se formulan de forma burlona e incluso blasfema, pero yo creo que las más de las veces son honradas. En nuestra era moderna, la gente ha perdido la idea de que los sacrificios son sustitutos del castigo.

Aparte de las historias que puedan haber oído sobre héroes locales, no tienen concepto alguno de que una persona muera por otra. Ciertamente, no tienen ni idea de cómo la muerte de un hombre en Oriente Medio hace dos mil años pueda afectarles.

Desde el principio de la era cristiana, los teólogos se han roto la cabeza para explicar lo que significa la muerte de Jesús y lo que realiza.

Diferentes teorías fueron propuestas para explicar su muerte. Una de las más sobresalientes ha sido recogida por los predicadores protestantes actuales.

La teoría de la sustitución del castigo la propone porque a causa del pecado, la humanidad está bajo la pena de muerte. Jesús asume esa condena a muerte por los seres humanos y así satisface al terrible juez (Dios) pagando el precio por el pecado.

El problema con esto es que Dios es presentado como un juez terrible y vengativo – no sólo dispuesto a entregar a toda la humanidad a la muerte, sino que se satisface con la tortura y la muerte de su propio hijo. Mucha gente hoy rechaza esto como bárbaro, primitivo y sangriento.

Otra explicación es que la vida y la muerte de Jesús son parte del plan de Dios para llevar a la humanidad a un nivel superior de moralidad.

A través de las enseñanzas y del ejemplo de Jesús, se nos enseña el camino para progresar moralmente. Lo hacemos viviendo el sacrificio y el servicio, y la muerte de Jesús en la cruz es el ejemplo máximo. Por desgracia, esto reduce la muerte de Cristo a poco más que un martirio heroico.

Una visión más antigua de la muerte de Cristo combina dos formas de comprender quién es Jesús y qué es lo que consigue con su muerte.

Primero está la idea de que Jesús paga un rescate para redimir a la humanidad de Satán y del poder del pecado. Es como si la raza humana hubiera sido raptada y permaneciera como rehén amenazada de muerte por un malvado villano y que Jesús llegara para rescatarla.

Combinada con esto está la idea de Jesucristo como conquistador sobre el mal. Jesús desafía a Satán y los poderes de la oscuridad a una gran batalla. El villano parece ganar cuando Jesús muere, pero entonces resucita y el mal es vencido y la humanidad se salva.

Esta es la idea clásica como los católicos han comprendido la idea de Cristo, y es también la explicación que mejor conecta con la tendencia de la cultura moderna, y por “cultura moderna” me refiero a la cultura popular: los cómics y las películas de superhéroes.

En los cómics y en las películas de superhéroes vemos la misma historia una y otra vez. Un villano sobrenatural con terribles poderes destructivos amenaza a toda la humanidad.

Un hombre modesto que carga con su propia fragilidad pero que también tiene dones sobrenaturales, surge y desafía al supervillano a una batalla.

La batalla es terrible y el riesgo es enorme, e invariablemente el superhéroe está a punto de ser vencido, cuando la historia da la vuelta de alguna forma y él consigue derrotar al villano.

Además, en este tipo de historias el villano muy a menudo tiene secuestrada a una víctima inocente. Puede ser un ser querido del héroe, o una embarcación llena de víctimas, o incluso la humanidad entera.

El superhéroe tiene que pagar una especie de rescate – inevitablemente arriesga su propia vida para redimir a los amenazados, rescatar a las víctimas y salvar el mundo. En esta tarea se derrama su sangre para que ellos vivan. Es herido al vencer al mal y liberarlos del poder del pecado.

Un superhéroe real

C.S.Lewis tuvo una vez una conversación con J.R.R. Tolkien que le cambió la vida. En ella, Tolkien le explicó la importancia de los mitos, las grandes historias de la humanidad. Lewis comprendió que la historia de Jesucristo era como una de esas grandes historias, con la excepción de que sucedió realmente.

Así, mientras los cristianos celebramos una vez más los acontecimientos de la Semana Santa y la Pascua, la historia de Cristo el héroe surge como la forma de explicar qué queremos decir cuando decimos que “Jesús salva”, que “Cristo murió para redimirnos”, o que “la sangre de Jesús nos lava de nuestros pecados”.

En esta historia, las batallas de los superhéroes suceden de verdad.

Al final, la Iglesia enseña que la muerte y la resurrección de Jesucristo es un misterio. Las teorías teológicas no son suficientes para explicar el misterio.

Pero al mismo tiempo, un misterio es algo que puede ser experimentado aunque no se pueda explicar, y es esta asombrosa experiencia más allá de la explicación la que comprende el verdadero cristianismo.
Tags:
jesucristosacrificiosalvacionsemana santa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
2
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
5
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
6
P. Paulo Ricardo
¿Por qué la Iglesia católica está en contra de los métodos antico...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.