Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 28 septiembre |
San Wenceslao
home iconEspiritualidad
line break icon

Domingo de Ramos: Aclamado primero, crucificado después

Enrique Ballarin

Manuel Bru - publicado el 11/04/14

Uno de los peores enemigos de la Iglesia está en la tentación del poder

No sólo la antiquísima tradición de las procesiones de Semana Santa, sino incluso el ancestral fenómeno social de las manifestaciones y las aclamaciones públicas, tienen su principal paradigma histórico en la Entrada de Jesús en Jerusalén. Jesús entra con humildad, en un asno. 

Es aclamado como rey, como el esperado de los tiempos para colmar todas las expectativas del pueblo de Israel. La celebración eucarística de hoy nos recuerda este pasaje al comienzo, en la procesión de entrada, pero enseguida, en la liturgia de la Palabra, escuchamos el pasaje de la pasión. 

Poco después de ser aclamado, le insultan, le flagelan, le torturan, le colocan una corona de espinas, lo escupen, y se ríen de Él. ¿Y si así hacen con el leño verde, que no harán con el seco? (Lc. 23, 31). 

La Iglesia de Cristo vive permanentemente el misterio de su Señor. Sólo cuando sus hijos no son fieles a Él, se libran de correr su misma suerte, pero también se libran de ganar su salvación. Sus hijos, sus instituciones, sus obras, todas sus empresas humanas. Entrar en Jerusalén es fácil. Muchos lo hacen. Pero, ya Jesús, antes de hacerlo, les advirtió a sus discípulos: ¿estáis dispuestos a beber el cáliz que yo beberé? (Mt. 20,22). El evangelio no engaña. Ni a la Iglesia ni al mundo: Si nos aplauden, atentos: preludio de persecución. Y si la cruz no llega, ¿seguro que le hemos seguido a él?

La "mayor amenaza para la Iglesia no viene de fuera, de enemigos externos, sino de su interior, de los pecados que existen en ella", nos dijo en varias ocasiones Benedicto XVI y nos recuerda un día si y un día no el Papa Francisco cuando nos habla de la mundanización de la Iglesia. Y uno de los peores enemigos de la Iglesia está en la tentación del poder. 

Entrar hoy en la Jerusalén de este mundo globalizado pero dividido, descreído pero interesado, adulador pero tramposo, no es fácil. Ni un solo compromiso con el poder, y mucho menos caer en la ensoñación de creer que en los ámbitos del poder político, económico o cultural está la solución al sórdido rechazo de la fe. El único camino de la Iglesia es el hombre, en su radical pobreza, despojado de todo poder. El único camino de la Iglesia está en un amor así, como el del aclamado primero y crucificado después, que acoge, que perdona, que no pretende nada de nadie, que no enseña desde el poder, sino desde la debilidad. 

Tags:
domingoiglesiasemana santa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
2
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
5
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
6
P. Paulo Ricardo
¿Por qué la Iglesia católica está en contra de los métodos antico...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.