Aleteia

¿Qué lleva a los adultos a bautizarse?

© Pascal DELOCHE / GODONG
Comparte

Continúa el crecimiento de catecúmenos adultos en Francia: esta Pascua se celebrarán 3.631 bautismos

La Iglesia en Francia publicó su habitual informe sobre el número de adultos que han pedido ser admitidos en la Iglesia católica, quienes en su mayoría recibirán los sacramentos de iniciación cristiana en la fiesta de Pascua.

El documento señala que 3.631 adultos han pedido recibir el Bautismo, lo cual significa que continúa el crecimiento registrado en años anteriores, ya que son 411 catecúmenos más que en 2013 y 1222 más que en 2005. Esta situación fue descrita por los prelados como "un aumento con regularidad".

Las estadísticas recolectadas por la Iglesia incluyen la edad de los adultos que piden los sacramentos, cuyo grupo de edad mayoritario es de 20 a 25 años para los hombres y de 25 a 30 para las mujeres, en ambos casos el 25% de los catecúmenos.

Otro dato interesante es la pertenencia o no a alguna religión previa a la conversión al catolicismo. La mayoría de aspirantes (45%) se identificaban como cristianos mientras que cerca del 20 por ciento afirmaron no haber tenido ninguna afiliación religiosa anterior. El 72 por ciento de los catecúmenos viven en las regiones urbanas del país.

Motivos para hacerse católico

El informe afirmó que, aparte de las circunstancias que pueden llevar a muchos a la fe (no saber cómo responder las preguntas de los hijos, la experiencia de la muerte de un ser querido o el testimonio extraordinario de un creyente), la generalidad de los conversos refiere que se sintieron atraídos por la unidad y confianza entre los católicos.

"Esto se expresa en casi todos los catecúmenos. Descubren la alegría de la fraternidad entre los cristianos, una relación simple y verdadera entre las personas en nombre de Cristo", destacó.

Entre los atractivos que los catecúmenos destacan del testimonio de la Iglesia, se encuentran la posibilidad de una relación personal con Dios, la alegría cristiana, la vida de comunidad, las obras de solidaridad, el sentido de unidad, la certeza sobre el sentido de la vida, la confianza y la belleza de la liturgia.

Los catecúmenos se forman en la fe durante un tiempo de uno a dos años, y su preparación se acentúa a medida que se acerca la fiesta de la Pascua. Normalmente reciben el bautismo en la Vigilia Pascual, en la misma parroquia a la cual pertenecen.

Uno de los efectos de estas conversiones es que suelen atraer a otros miembros en la familia, en particular a niños y jóvenes que piden formar parte de la Iglesia como sus hermanos mayores. En este año, cerca de 1.500 adolescentes hicieron esta solicitud y fueron convocados por el obispo para recibir el sacramento junto a sus hermanos.

"La batalla de la fe involucra a todo el ser", comentó el documento de los obispos franceses tras explicar las motivaciones de los próximos católicos adultos. "Este es el misterio de Dios en la vida. La Iglesia celebra, ya que es un nacimiento".

Artículo publicado en Gaudium Press con información de Conferencia de Obispos de Francia.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.