Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 08 mayo |
San Agustín Roscelli
home iconActualidad
line break icon

En el espíritu de Aparecida, una Iglesia para los pobres

© Ana Paula Prada

Radio Vaticano - publicado el 04/04/14 - actualizado el 27/02/19

La evangélica opción por los pobres y su inclusión social

La Iglesia en América Latina integró en su comprensión del Pueblo de Dios presentada por el Vaticano II su caminar en medio de nuestros pueblos prestando una gran atención a la presencia de multitudes de hermanos pobres, y a sus reclamos para lograr una vida más justa y participativa.

El Documento de Aparecida en el número 391, recoge en una mirada histórica, la positiva opción evangélica por los pobres que se viene fortaleciendo y madurando con el correr de los años. “Es uno de los rasgos que marca la fisonomía de la Iglesia latinoamericana y caribeña”. También, señala de modo crítico que se debe profundizar este camino.

Recogió palabras de Juan Pablo II en su llamar al pueblo cristiano que vive en América a un proceso de conversión que incluya revisar todos los ambientes y dimensiones de su vida, especialmente todo lo que pertenece al orden social y a la obtención del bien común.

Luego, en el número 398 ofrece una orientación animada por la caridad, solicita un camino de cercanía y amistad con los pobres para que ellos se sientan parte de la Iglesia y ejerzan su propia responsabilidad en el Pueblo de Dios y en la sociedad.

Sólo la cercanía que nos hace amigos nos permite apreciar profundamente los valores de los pobres de hoy, sus legítimos anhelos y su modo propio de vivir la fe. La opción por los pobres debe conducirnos a la amistad con los pobres. Día a día, los pobres se hacen sujetos de la evangelización y de la promoción humana integral: educan a sus hijos en la fe, viven una constante solidaridad entre parientes y vecinos, buscan constantemente a Dios y dan vida al peregrinar de la Iglesia. A la luz del Evangelio reconocemos su inmensa dignidad y su valor sagrado a los ojos de Cristo, pobre como ellos y excluido entre ellos”.

Recientemente, el Papa Francisco en el número 198 de La alegría del Evangelio, reafirma su deseo de ser una Iglesia pobre para los pobres. Presenta con fuerza la actitud del Señor Jesús, que por nosotros se hizo pobre y servidor de los hermanos alejados y excluidos.

Para la Iglesia la opción por los pobres es una categoría teológica antes que cultural, sociológica, política o filosófica. Dios les otorga «su primera misericordia». Esta preferencia divina tiene consecuencias en la vida de fe de todos los cristianos, llamados a tener «los mismos sentimientos de Jesucristo» (Flp 2,5). Inspirada en ella, la Iglesia hizo una opción por los pobres entendida como una «forma especial de primacía en el ejercicio de la caridad cristiana, de la cual da testimonio toda la tradición de la Iglesia». Esta opción –enseñaba Benedicto XVI– «está implícita en la fe cristológica en aquel Dios que se ha hecho pobre por nosotros, para enriquecernos con su pobreza» (13 mayo 2007, 3). Por eso quiero una Iglesia pobre para los pobres”.

A continuación, el Papa retoma en otro contexto la bella invitación de Aparecida de ir al encuentro de los pobres con espíritu de amistad para aprender de ellos y caminar juntos.

Ellos tienen mucho que enseñarnos. Además de participar del sensus fidei, en sus propios dolores conocen al Cristo sufriente. Es necesario que todos nos dejemos evangelizar por ellos. La nueva evangelización es una invitación a reconocer la fuerza salvífica de sus vidas y a ponerlos en el centro del camino de la Iglesia. Estamos llamados a descubrir a Cristo en ellos, a prestarles nuestra voz en sus causas, pero también a ser sus amigos, a escucharlos, a interpretarlos y a recoger la misteriosa sabiduría que Dios quiere comunicarnos a través de ellos” (EG 198).

Por el padre Antonio Grande

Artículo publicado originalmente por Radio Vaticano

Tags:
aparecidapobrezavirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
2
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
4
SARAH VOSS
Dolors Massot
Las gimnastas alemanas cubren sus piernas contra la sexualización
5
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.