¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La historia tras el “selfie” del Papa Francisco con pareja mexicana

Comparte

“No sabía ni qué decirle”, “es mucha emoción”, confiesan

Es una foto "histórica". Lo es porque es la segunda que el Papa Francisco se saca en la modalidad selfie.
 
La primera pasó en una audiencia del Santo Padre a un grupo de scouts provenientes de la región italiana de Piacenza. En un momento, algunos de ellos se acercaron al Papa, dentro de la basílica de san Pedro. De pronto uno saca el teléfono móvil y, junto a otros amigos, le piden una foto al Santo Padre. Es así como nació el primer selfie, el primer autoretrato de un grupo de chicos con el Papa.
 
El dueño del teléfono cargó la foto en Instagram, una red social de fotografías, y al poco tiempo se convirtió en un material viral no sólo en la red social donde originalmente se cargó la foto sino también migrando de su fuente inicial a millones de cuentas privadas y de medios en Facebook, Twitter, Google+, LinkedIn, etc.
 
Y la segunda ocasión ocurrió el miércoles 19 de marzo de 2013 al final de la audiencia general del Papa en la plaza de San Pedro del Vaticano. La foto dio la vuelta al mundo e incluso la cadena Telemundo se interesó por lo que Zaira y Marco vivieron. Y así lo cuentan a las cámaras en este video.
 
Las redes sociales han jugado un papel determinante en la percepción positiva del Papa Francisco. Es evidente que este selfie y todo lo que se derivó a raíz de su publicación es una prueba más.
 
Artículo publicado originalmente en Actualidad y Análisis.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.