¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

​Cuaresma en la mesa: Bacalao con nata al estilo portugués

FOOD
Angel Simon - Shutterstock
Comparte

Un plato digno de los mayores consumidores de este pescado, muy popular en tiempos de abstención de carne

El bacalao fue descubierto por los portugueses en el siglo XV, en una época de grandes navegaciones. Se necesitaban productos que no fueran perecederos y que soportaran largos viajes, a veces de más de 3 meses. Intentaron con varios pescados de la costa portuguesa hasta encontrar el pescado ideal cerca del Polo Norte. Fueron los portugueses los primeros en pescar el bacalao en la Terra Nova en Canadá, descubierta en 1497.

Los portugueses son los mayores consumidores de este pescado a nivel mundial, consumiendo alrededor de 60.000 toneladas al año. El consumo del bacalao se popularizó en tiempo de Cuaresma con la abstención de la carne.

Ingredientes
4 rodajas de bacalao desmenuzado
6 tazas de leche
6 cebollas cortadas en rodajas
100ml de aceite de oliva
2 cucharadas de harina de trigo
1kg de patatas
una pizca de nuez moscada (al gusto)
2 tazas de nata (crema de leche)
50 gr de queso rayado
una pizca de sal (al gusto)
una pizca de pimienta blanca molida (al gusto)

Preparación
Cocinar las rodajas de bacalao en leche. Corte la cebolla en rodajas finas y rehogue en el aceite hasta pochar. Escurra el bacalao y desmenúcelo y júntelo a la cebolla. Déjelo rehogar lentamente. Espolvoree con harina, mezcle y rocíe con la leche colada, donde cocinó antes el bacalao. Deje engrosar, mezclando, de vez en cuando.
Pele y corte las patatas en cubos y fría en aceite no muy caliente, de manera que las patatas se cuezan, más que freírse. Escurra las patatas y júntelas al bacalao. Tempere con sal, pimienta y nuez moscada.

Deje todo en una bandeja engrasada para ir al horno, esparza por encima las natas y espolvoreé con queso rayado. Lleve al horno hasta gratinar.

Tags:
recetas
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.