Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Venezuela: Rosario Nacional por la reconciliación, la paz y la unión

Juan Barreto/AFP
Comparte

Este domingo más de 15 ciudades se unen en jornada de oración.

Este domingo 23 de Marzo, la organización ciudadana “Laicos por Venezuela” estará realizando en más de 15 ciudades del país,  la actividad  “Rosario Nacional por la reconciliación la paz y la Unión de los Venezolanos”.

Esta iniciativa surge como una respuesta de oración y de petitorio humanista y de fe ante la delicada situación de crisis que vive la sociedad venezolana desde hace más de 40 días como producto de la  polarización política y la intolerancia que ha desencadenado lamentables hechos de violencia, pérdidas de vidas, heridos e innumerables daños a propiedades privadas y de organismos públicos que mantienen en vilo y zozobra a la colectividad venezolana.

Así lo dieron a conocer Roraima Weber, Yesenia Chacón y Francisco Valery miembros de la mencionada organización, quienes señalaron que este domingo 23 de Marzo a las 2 de la tarde,  se estará realizando esta jornada  de manera simultánea en más de 15 ciudadades de Venezuela tales como Caracas, Barquisimeto, Cabudare, Valencia, Merida, San Antonio, Carrizal y Los Teques de altos mirandinos, Margarita, Guanare  y Maracay entre otras.

Petare será centro de oración de la gran Caracas.

Gracias a la colaboración de las autoridades Municipales,  La Plaza Sucre de Petare, en el casco histórico de esta localidad, será el centro de la actividad para todos los habitantes de la gran caracas, en el bulevar y frente a la iglesia de Petare se realizara la concentración que espera recibir a cientos de personas de todas las parroquias del Dtto Capital y el estado Miranda señalaron los organizadores.

Al rescate de la espiritualidad y la fe

Expresan los organizadores que uno de los aspectos mas importantes que motivan actividad, es la necesidad de acercarse de nuevo a los valores religiosos y morales, reencontrarse de nuevo con Dios y bajarle dos a los temas materiales que nos separan como sociedad. La fe y la religiosidad son valores  compartidos por la gran mayoría de los venezolanos y en estos momentos Dios es una gran punto de encuentro para enrumbarnos sobre principios éticos y morales que son necesarios en el inicio formal de cualquier dialogo que pretenda unificar a la sociedad venezolana expreso Roraima Weber

Por la despolarización

Indicaron los integrantes de “Laicos por Venezuela” que la despolarización política es también una tarea importante en Venezuela; son muchas más las cosas que nos unen como miembros de este gran país que aquellos elementos políticos que nos separan, de allí la necesidad de emprender actividades que sirvan de punto de encuentro y de reconciliación y desde nuestra organización ciudadana partiendo desde la fe, queremos poner nuestro granito de arena.

Lo vamos a ofrecer por la paz en nuestro país

Señalaron los organizadores que la jornada se centrará en la construcción de mensajes y oraciones de paz, unidad, tolerancia y concordia como los expresados por su Santidad Juan Pablo II tales como   “la verdadera paz es fruto de la justicia, virtud moral y garantía legal que vela sobre el pleno respeto de derechos y deberes, y sobre la distribución justa de beneficios y cargas.

Pero, puesto que la justicia humana es siempre frágil e imperfecta, expuesta a las limitaciones y a los egoísmos personales o grupales, debe ejercerse y en cierto modo completarse con el perdón, que cura las heridas y restablece en profundidad las relaciones humanas que se han roto, y se opone a su vez, al rencor y la venganza.

El perdón en modo alguno se opone a la justicia, porque no consiste en inhibirse ante las legítimas exigencias de reparación del orden violado. El perdón tiende más bien a esa justicia global que conduce a la tranquilidad del orden y que, siendo mucho más que un frágil y temporal cese de las hostilidades, pretende una profunda recuperación de las heridas abiertas. Para esta recuperación, son esenciales ambos, la justicia y el perdón”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.