Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 06 agosto |
La Virgen de las Nieves
home iconEstilo de vida
line break icon

​Almendros en flor, un anuncio de esperanza

Juan Carlos / Flickr / CC

Samuel Gutiérrez - publicado el 21/03/14

Ser almendro significa “primerear” en el amor, arriesgarse a tomar la iniciativa y a gritar a los cuatro vientos la esperanza

El mes de marzo avanza y muy pronto tocará a su fin. Con él se nos irá uno de los espectáculos más hermosos del invierno: los almendros en flor. Seguro que los habéis visto ya, elegantes y solitarios, incluso diría que valientes, al borde de los caminos o en los márgenes de los sembrados. 

El almendro florece a medio invierno, cuando todavía hiela, guiado no tanto por el calor o el frío, como por la luz del sol. Y así, en febrero, cuando el día empieza a alargarse, asoman sus evocadoras flores, rosadas y blancas, que tiñen el paisaje de esperanza.

Las flores del almendro son primicias de todas las demás flores. Algunas, incluso, no podrán resistir las heladas y serán ofrecidas en sacrificio en los últimos latigazos del invierno.

Pero el riesgo que asumen al avanzarse al buen tiempo nos regala escenas de auténtica postal. De aquellas que oxigenan cuerpo y alma. Un auténtico lujo para los sentidos y para la contemplación.

No es el más alto, ni el más esbelto, ni el más robusto de los árboles, pero cuando florece, el almendro se convierte, durante algunas semanas, en el más bello. Es lo que tiene “primerear” en el amor. El almendro florido se convierte en símbolo de esperanza y de sentido en medio de un mundo desnudo y profundamente dormido.  

Con su presencia, nos anuncia, aunque todavía en la lontananza, la llegada del buen tiempo. Nos despierta del letargo y nos grita que el sol muy pronto llenará la naturaleza de vida.

Necesitamos almendros que nos señalen el camino. Que nos muestren que el invierno no tiene la última palabra. Y también necesitamos personas que, como el almendro, sean testigos de la luz en un mundo tan a menudo sumergido en la oscuridad. Personas que asuman con valentía la misión profética.

Ser almendro significa “primerear” en el amor, arriesgarse a tomar la iniciativa y a gritar a los cuatro vientos la esperanza. Cuando la crisis y el desconsuelo amenaza con llevarlo todo a la ruina, es la hora de proclamar que no todo está perdido.

Te pueden tomar por loco o por ingenuo. Tu presencia puede desentonar en medio del crudo invierno. Pero no importa. Hay una verdad más profunda que guía tus pasos. La flor que llevas dentro abre camino, quiere iluminar el sendero. Desea avanzarse un poco, pese al riesgo, para que después, muchas otras flores sigan su ejemplo. ¿Te animas hoy a ser almendro?

Tags:
esperanza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Redacción de Aleteia
Explosión en Líbano: Encuentran el cuerpo de un joven agarrado a ...
2
Gaudium Press
10 enseñanzas del cura de Ars tras sus combates con el demonio
3
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
4
FERMIN SOSA
Jesús V. Picón
Mexicano al otro lado del mundo, ciclista y dice que sin miedo al...
5
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
6
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
7
KAMIENNE ANIOŁY
Isabelle Cousturié
No te olvides de tu ángel de la guarda antes de dormir
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.