Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Ayuda a la Iglesia Necesitada desembarca en América Central y El Caribe

© Karsten Ratzke
Comparte

La conocida organización de ayuda católica abre una oficina en México

Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), es una organización con matriz en Königstein, un pequeño pueblo cercano a Frankfurt, en Alemania, que se ha distinguido por fomentar el apoyo espiritual y material a la labor de la Iglesia en lugares que padecen pobreza y persecución.  AIN está en los lugares donde “Dios llora” en el mundo.
 
El pasado 12 de marzo, el presidente ejecutivo de AIN,  Johannes Heereman, anunció la apertura de dos sedes en dos nuevos países: Corea del Sur y México. Con las nuevas sedes, será un total de 19 naciones las que cuenten con una representación oficial de AIN, cuyo trabajo beneficia a la Iglesia en 130 países.
 
Para ahondar en el tema de la apertura de la sede de AIN en México, Aleteia ha entrevistado a Javier Menéndez Ros, responsable de la sede española, que, según Heereman, ha sido fundamental en la apertura mexicana.
 
–¿Cómo se encuentra AIN a una década de la muerte de su fundador?
 
AIN se encuentra en una fase de consolidación que se ha manifestado en la elevación a la categoría de Fundación Pontificia que realizó el Papa Benedicto XVI en el año 2011, y en la confirmación del carisma tan específico de ayudar a la iglesia universal en su tarea pastoral y evangelizadora, haciendo énfasis en aquellos lugares del mundo donde los cristianos están discriminados o sufren persecución por su fe. Las intuiciones de nuestro fundador: el Padre Werenfried van Straten y su manera de extender el mensaje de ayuda, primero a Europa del Este y después a África, Asía e Iberoamérica, tienen plena vigencia hoy en día.
 
Es por todo ello que año a año se van superando las cifras de benefactores que se adhieren en oración y en caridad a los proyectos de ayuda que les presentamos las 17 oficinas internacionales y que supone un constante aumento del dinero recaudado y por consiguiente de la ayuda que prestamos a 140 países.
 
–La experiencia española ha sido fundamental para revitalizar AIN, ¿no le parece?
 
Cada una de las 17 oficinas internacionales aporta un regalo especial para la Iglesia. Unas son más fuertes en la promoción a través de los medios de comunicación, otras en el contacto con los benefactores y así cada una da lo mejor que tiene. Desde la oficina de España, en los últimos años, intentamos aportar frescura, y una forma profesional de trabajar en todos los campos para hacer llegar básicamente el mensaje de que el dolor de nuestros hermanos perseguidos por su fe es un motivo para la esperanza y para la renovación de nuestra propia vida.
 
–¿Por qué tomaron la determinación de expandirse y por qué México y Corea del Sur?
 
En el año 2014 tenemos la intención de abrir nuevas oficinas en Malta, México y Corea del Sur. En Malta teníamos benefactores que donaban hace tiempo y pensamos que era lógico darles un servicio más cercano a una comunidad mayoritariamente católica. La presencia en Asia es fundamental y Corea del Sur cuenta con una comunidad católica entusiasta que puede ayudar mucho a países limítrofes. Y México creo que era una deuda histórica con un país de 93 millones de católicos, resaltando que especialmente a raíz de la JMJ de Madrid del año 2012 recibimos en la oficina de España muchísimas peticiones para que abriésemos una oficina en México, cosa que, con la ayuda de Dios, esperamos completar a lo largo de este año
 
..¿Cuáles son sus planes para México y qué importancia reviste este acontecimiento en la vida institucional de AIN?
 
La apertura de la oficina de México es  de gran importancia para la institución. De hecho están implicados, directamente, los máximos representantes a nivel internacional.  México es un país con un grandísimo potencial para Ayuda a la Iglesia Necesitada, es el segundo país en número de católicos.
 
El proyecto surge como respuesta al interés mostrado por los mexicanos ¡el 10 por ciento de las visitas de la web española viene de allí!  La oficina de España lidera el proyecto de la apertura de la nueva oficina internacional. Inicialmente el apoyo de la oficina de España será muy grande en todos los aspectos operativos, gestión de benefactores, marketing, contabilidad…El objetivo es que en unos dos años la estructura local esté formada y funcionando. Será entonces cuando el apoyo prestado por nuestra oficina se vaya retirando hasta que la oficina de México opere con la misma autonomía del resto de países.
 
Tenemos una gran ilusión en que este nuevo “hijo” haga mucho bien a la Iglesia de México y pronto pueda estar funcionando.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.