Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 15 octubre |
Santa Teresa de Jesús
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

Empezó a insultar a Dios… ¿Qué otra cosa podía hacer?

Ira Gelb / Flickr / CC

Alicia Peressutti - publicado el 18/03/14

Una víctima de la trata de personas a la que ayudé a salir del infierno

La conocí, hace cinco años, en las peores circunstancias. Recuerdo como si fuera hoy que yo llevaba un rosario en la mano, para no quebrarme ante tanto horror.

Y también recuerdo que cuando ella vio el rosario comenzó a insultar a Dios con todas las palabras que existen.

Sólo dije en susurros "Dios no tiene la culpa de que seamos tan malos"

Callé y bajé la mirada para que se escurrieran las cientos de lágrimas que me brotaban por todos lados, hasta de los pelos.

¿Qué iba a decir ante tanto daño hecho? La habían comprado, vendido, violado, y drogado cientos de veces. No tenía casi músculos ni carne, era un vestido humano de piel cubriendo cientos de huesos. Un esqueleto con algo de vida, si a eso se podía llamar vida.

Callé y le ofrecí mi vida a Dios a cambio de que ella se recuperara. En medio del infierno de esa noche me largué a reír, en una situación casi de manicomio. ¿Cuántas veces le había ofrecido mi vida a Dios? Me reí de que le estaba queriendo hacer trampas al mismo Dios, cuando ya no tenía vida para ofrecer, lo había hecho ciento de veces, en situaciones como esas.

Desde ese día comenzamos a vernos seguido. Ella, con sus pocos años, comenzó a caminar despacio. se le comenzaron a llenar las mejillas y el resto del cuerpo con la carne que faltaba. Era tan hermosa, como lo son todas las jovencitas.

También comenzó a dejar que la quisiéramos, sólo eso, a dejar que la amáramos. Con nuestra humanidad y nuestras fallas, pero con un sentimiento honesto y desinteresado.

Le llevó años entender que alguien la podía amar, sólo eso. Entendiendo que no tenía que darnos nada a cambio.
"¿Qué me van a pedir?" siempre nos decía.

Pasó mucho tiempo, y el tema Dios , quedó silenciado. Cuando siento que la ansiedad me puede, siempre recuerdo las palabras de mi abuela "los tiempos son de Dios, no nuestros, hay que esperar aunque esa espera lleve toda la vida".

Con el tiempo, y un nuevo comienzo para ella se fue alejando de nosotros. Como se alejan las golondrinas en busca de un nuevo nido. Nosotros le recordábamos el espanto, el dolor, y la muerte. Y en su nueva vida no teniamos lugar. Nos amaba pero necesitaba reconstruir sobre cimientos firmes y olvidar todo lo posible.

Pasó el tiempo, a escondidas nunca dejamos de preguntar como estaba y conformarnos con un mensaje de vez en cuando o una llamada.

Hace unos días me habló, -presentándose como si yo no recordara su voz para- invitarnos a su casamiento.

En medio de la conversación distendida y larguísima, me dijo que nos invitaba a todos a su casamiento "por iglesia", y al final agregó "Dios no tiene la culpa que haya personas malas, pero sí le agradezco que haya personas buenas".

Podría asegurar que lo dijo mientras una sonrisa se dibujaba en su carita de papel.

Una vez una monjita en medio de una noche gris y helada, se sentó en una silla de mimbre y me dijo "Ali, si pudiéramos hacer algo, sólo algo por una persona, por una sóla, quizás ahí está el secreto"

Sabia la monjita, ¿¿¿verdad???

Tags:
trata de personas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
main de robot
Francisco Vêneto
«Estamos creando a Dios»: ex funcionario de Google sobre la (IA) ...
2
Matrimonio cristiano
Besar la alianza cada día, la indulgencia especial de san Juan XX...
3
ZARAGOZA
Maria Paola Daud
Las bombas que por “milagro” de la Virgen del Pilar no explotaron
4
ROBOTICS
Macky Arenas
Estas son las profesiones que dominarán el futuro
5
MIDNIGHT MASS NETFLIX
P. Jonathan Mitchican
En lo que ‘Midnight Mass’ se equivoca y acierta sobre la fe catól...
6
Philip Kosloski
6 de los más notables santos incorruptos
7
ORDINATION
Francisco Vêneto
Ex testigo de Jehová será ordenado sacerdote católico a los 25 añ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.