Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 20 septiembre |
San Andrés Kim y compañeros mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

Si andando se hace camino, tuiteando….

http://twitter.com/cardinaldolan

Julian Lozano - publicado el 15/03/14

Primer Congreso Internacional de Evangelización de Internet organizado por iMisión: tenemos que estar en internet

Con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011 me asomé por vez primera a esa extraña “cosa” que se llamaba Twitter, en la que se escribían todos los mensajes que quisieras -más o menos- pero de menos de 141 caracteres. “Poco espacio…” pensé. Además, se podían leer los tuits de tantas personas o instituciones como “siguieras” en esa red. Decenas, cientos, miles de mensajes en apenas unos minutos u horas. “Mucho que leer…” dije para mí. Y este modo de “decir” y “escuchar” me casaban poco y mal con el Papa cuya venida estábamos preparando. El estilo profundo, preciso, hondo del Papa alemán no conectaba bien con ese vendaval de bits de información… Al menos eso pensé yo. Así que abandoné a los pocos días mi incursión en la red del “pío-pío”, dejé mi cuenta con apenas una decena de seguidores y de seguidos y con un bonito huevo como imagen de perfil. Hasta más ver…

La vorágine de la JMJ la pasé acogiendo a 6.000 peregrinos en la ciudad de Leganés, chapurreando palabras en inglés e italiano con franceses, indonesios, brasileños, italianos, malteses, etc. Sin internet en el móvil, tener un momento para conectarse a la red ante un ordenador y vivir – también digitalmente – aquella experiencia parecía poco más que imposible e innecesario. Así que viví con el Papa Benedicto XVI aquella inolvidable vigilia de Cuatro Vientos (“Hemos vivido una aventura juntos”) sobreviví a los más 40 grados centígrados de la mañana, al vendaval de la tarde, a la tormenta de la noche, al cansancio acumulado, y todo feliz y apenas sin decir ni “pío” en el continente digital: Sólo una entrada en el blog y un par de actualizaciones en Facebook.

Pero la tecnología llega a tu vida y te plantea cambios. Supongo que algo así pensó también el Sr. Gutenberg, salvando las distancias de tiempos, espacios, y talla histórica. A mí me llegó de la mano de un smartphone que tenía conexión a internet. Y claro, empiezas a entrar con más asiduidad en las estancias digitales. Aún así, tuvo que pasar un tiempo hasta descubrir que me encontraba ante un territorio de misión, en el que anunciar a Jesús era -a la par- posible y necesario. A esta conclusión llegué tras participar en un congreso de comunicación organizado por la Universidad Santa Croce en la ciudad eterna. No cabía duda: una basta región se abría ante la Iglesia, y era tiempo de remar mar adentro, acercarse a estos nuevos territorios, y explorarlos.

En ese momento inicial, cuando te preguntas cómo se escribe “Jesucristo” en el código binario; de qué manera se usa el dialecto de los 140 caracteres para comunicar biografías de santos y sesudas encíclicas; precisamente cuando estás planteándote si será apropiado escribir algún número del Código de Derecho Canónico usando las clásicas abreviaturas “xa”, “q” y “DTB”, en esa encrucijada apareció iMisión. Católicos de distintas procedencias, carismas y estados de vida; religiosas, sacerdotes, casados, solteros… Que querían que hiciéramos juntos la incursión en este nuevo continente, que lo hiciéramos para evangelizar, para anunciar el nombre de Jesús, que lo hiciéramos como Iglesia, como parte del glorioso cuerpo de Cristo que está formado por frágiles miembros… Y así empezamos en verano de 2012, sin un itinerario perfectamente trazado, sabiendo que caminando se hace camino, y tuiteando, lo que Dios quiera. Fijaos hasta qué punto es cierto, que pocos meses después el Papa Ratzinger -el del pensamiento preciso, hondo, reposado…- se abría cuenta en Twitter. No íbamos desencaminados…

Ahora encaramos la recta final de preparación del Primer Congreso Internacional de Evangelización de Internet organizado por iMisión. Llegamos a él ilusionados y deseosos de aprender mejor cómo transmitir y edificar el Reino de Dios en el océano de las Redes. Estamos convencidos de que se puede, porque lo hemos experimentado en la propia carne. Si tú también quieres vivir la Buena Nueva y comunicarla en este nuevo areópago, te invitamos a que te unas a nosotros. Presencialmente te esperamos del 4 al 6 de abril de 2014 en Madrid. Si no puedes acompañarnos físicamente, nos encontraremos vía redes para vivir el #iCongreso. Seguro que nos enseña modos de vivir y hacer más presente “la alegría del Evangelio”. Por cierto, ¡feliz primer aniversario Papa Francisco!

Tags:
evangelizacionimisionnuevas tecnologias

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
3
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.