Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
home iconActualidad
line break icon

La iglesia latinoamericana, al ritmo de Papa Francisco

© DR

CELAM - publicado el 15/03/14

Monseñor Carlos Aguiar, presidente del CELAM: el Papa nos está ayudando a todos

Cuando se cumple el primer año del pontificado de Francisco, el CELAM avanza en la recta final de su Plan Global 2011-2015. Su actual presidente, monseñor Carlos Aguiar, hace un balance de los caminos que está transitando la Iglesia en América Latina y el Caribe.


– Por estos días se reúnen los obispos de la presidencia del CELAM, así como los directores de los departamentos y de los centros. ¿Qué propósito tiene este encuentro?

Coyunturalmente estamos en un momento muy importante. Hay mucho camino avanzado y es satisfactorio constatarlo. Queremos revisar lo hecho durante el último año y consolidar los proyectos que nos quedan para el tramo final de este cuatrienio, y que consideramos importante que lleguen a buen término antes de la Asamblea de mayo de 2015.

– ¿Cuáles son los principales desafíos que el CELAM viene afrontando?

El cuatrienio anterior había insistido sobre la primera parte del lema que tuvo la V Conferencia General del Episcopado latinoamericano y caribeño: "discípulos y misioneros de Jesucristo". En ese momento se hizo un ejercicio muy interesante para abrir caminos en la transformación de la feligresía cristiana, a fin de que pueda constituirse en comunidades de discípulos. La conciencia de ser discípulo no es lo mismo que la conciencia de ser creyente. Ese ha sido un paso muy significativo que le está dando calidad al "ser católico" en América Latina. El discipulado misionero nos ha ayudado a no quedarnos con el talento escondido o enterrado, porque tenemos que transmitir la alegría de vivir siguiendo a Jesucristo.

La segunda parte del lema, "para que nuestros pueblos en él tengan vida", fue asumida en el presente cuatrienio. En nuestros pueblos latinoamericanos existen señales de que hay sed de Dios, de encontrar caminos de equidad social, de justicia, de libertad, y eso es precisamente la razón de ser de la venida de Cristo al mundo: que la humanidad se encuentre como una familia, como una fraternidad, en donde se pueda compartir lo que la misma humanidad produce. Y en eso consiste la equidad social. Es algo que recibimos como regalo y que podemos compartir con los demás. Por ahí nuestra sociedad va encontrando caminos para afrontar de una manera distinta los conflictos, las búsquedas de poder y de codicia, que muchas veces hacen parte de esta sociedad globalizada. Esta ha sido nuestra búsqueda en este cuatrienio, para que nuestros pueblos en él, en Jesucristo, tengan vida y la tengan en plenitud.

– La presidencia del CELAM va a encontrarse con el Papa a finales de este mes, ¿qué buenas noticias le llevan de América Latina y el Caribe?

En primer lugar le contaremos de nuestro trabajo, de la responsabilidad que tenemos como CELAM. En este punto hemos logrado responder a las invitaciones que nos han hecho las Conferencias Episcopales del Continente. Hemos estado prácticamente con todas ellas, aunque todavía estaremos visitando una o dos en los próximos meses. Eso ha sido muy benéfico. Cuando las Conferencias Episcopales reciben a alguien de la presidencia del CELAM, se comparten las realidades, las necesidades y, ante esto, en qué puede servirles el CELAM. Esta relación ha sido muy positiva y ha respondido a un pedido de la Asamblea de 2011.

Además, en febrero hemos tenido un encuentro fraterno con los obispos de Estados Unidos y Canadá. Allí hemos visto que hay un gran interés por conocer más la experiencia latinoamericana de la Misión Continental y de las orientaciones del documento de Aparecida. También queremos comentarle esto al Santo Padre.

– ¿La Iglesia latinoamericana se está revitalizando al ritmo de Francisco?

La figura del Santo Padre nos está ayudando a todos. Es un líder global, pero para América Latina y el Caribe está siendo, sin lugar a dudas, un elemento de transformación, de vitalidad y de dinamismo, que nos invita a abrir nuestro corazón y nuestra sensibilidad hacia las periferias, hacia las situaciones más emergentes. Yo creo que en el interior de cada diócesis estamos haciendo un gran esfuerzo para llegar a estos rincones.

Artículo publicado originalmente por el boletín Noticelam

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.