Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 24 julio |
San Chárbel
home iconEstilo de vida
line break icon

Mi Entrenador se llama Jesús

© Public Domain

Edizioni San Paolo - publicado el 12/03/14

Un libro publicado en Italia explica cómo afrontar el “partido de la vida”

Mi vida cambió, de niño, cuando comprendí que las situaciones que me encontraba en la actividad que más me gusta, el fútbol y el deporte en general, eran las mismas de mi existencia de todos los días.

Y, dado que el balón me absorbía tanto, podía emplear las mismas energías en una especie de “entrenamiento autógeno” anticipado, para afrontar las dificultades de la existencia.

Cada mañana, para cada uno de nosotros, el sonido del despertador equivale al inicio de un desafío. Cada uno de nosotros puede interpretarlo como quiera. El sonido de ese despertador, para mí, es como el pitido inicial de un árbitro, cada día que empieza parece un partido de futbol que ganar.

La impresión es la de salir al campo en un estadio lleno de gente. Apenas sales de casa, de hecho, encontramos personas con las que tenemos que relacionarnos, que manifiestan consenso, disenso o indiferencia. Es necesario resistir a muchos condicionantes que ponen en peligro nuestra autonomía.

Los partidos son únicos e irrepetibles. Así es en el fútbol, hay encuentros en los que tienes que efectuar cincuenta saques o veinticinco saltos, y hay partidos en los que pasa exactamente al revés: nunca puedes saberlo antes. El adversario es la vida misma, que debe afrontarse de la manera correcta, sin verse superados por ella.

A veces, los demás nos propinan sonoras patadas. Otras veces, en cambio, somos nosotros los incorrectos de turno, sin darnos cuenta de que hacemos daño. Hay goles marcados, cuando las acciones alcanzan un objetivo; goles que nos meten, cuando esto no sucede; poste, cuando sólo rozamos los fines que queremos lograr; y tiempos suplementarios, cuando no es suficiente el tiempo programado para resolver un problema.

Lo importante, en los descansos del partido, que existen si sabemos buscarlos, es recordar que somos guiados, desde el banquillo, por un Entrenador: ¿Y quién puede ser, sino Aquel que nos ha creado y que, por tanto, nos conoce mejor? Nuestro Entrenador, por siempre, se llama Jesús.

El secreto del éxito es comprender, para bien o para mal, cómo jugar y por tanto cómo vivir, tendiendo el oído hacia Él, para escuchar qué nos pide en los momentos clave. Y ese oído es espiritual, porque se activa con el más grande transmisor de la historia: la oración.

El autor, Carlo Nesti, es un conocido periodista deportivo italiano. Este artículo es la traducción de la introducción de su libro “Il mio Allenatore si chiama Gesù. Il Vangelo spiegato attraverso lo sport”, ed. San Paolo]


Tags:
deportefutboljesucristo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
2
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
3
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
4
MONICA ASTORGA
Esteban Pittaro
Una monja carmelita logró la casa propia para 12 personas trans
5
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
6
WATER
Philip Kosloski
¿Por qué el sacerdote se lava las manos durante la misa?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.