Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 06 agosto |
La Virgen de las Nieves
home iconEspiritualidad
line break icon

​Cuaresma, tiempo de desconectar y hacer silencio

Public Domain

Carlos Padilla Esteban - publicado el 11/03/14

El aburguesamiento del alma es paulatino, lento, pero progresivo; saber renunciar nos hace más libres y, por lo tanto, más capaces de ser felices

¿Cómo es nuestra oración? La Cuaresma es un tiempo privilegiado para buscar más momentos de oración, para contemplar al Señor en la adoración, para leer la biblia y saborear la Palabra de Dios.

Tiempo para meditar la propia vida a la luz de María en el Santuario, tratando de discernir los caminos que tenemos que seguir. Tiempo para leer libros de espiritualidad que nos despierten nuevas preguntas. Tiempo para mirar a Dios, en nuestra vida, en el silencio, en lo oculto. Tiempo para hacer algún retiro en el que volver la mirada sobre nuestro corazón.

¡Cuánto nos cuesta desconectar, dejar de lado las cosas, detenernos y hacer silencio! Vamos con prisas, corriendo, buscando sin encontrar, sin tiempo para que decanten todas las experiencias que tenemos. La Cuaresma nos invita a ir al desierto, siguiendo los pasos de Jesús, acompañando su búsqueda.

Jesús sintió hambre en el desierto. Jesús experimentó la necesidad, el hambre, la sed, la soledad. El hombre siempre evita tener hambre. ¡Cuánto nos cuesta hacer ayuno cuando la Iglesia lo propone! Es precisamente cuando más hambre tenemos.

En la vida buscamos satisfacer los sentidos, las necesidades a medida que van surgiendo. Si tenemos hambre, comemos; si tenemos sed, bebemos. Si necesitamos algo, lo compramos.

Pensamos que satisfacer los deseos es el camino de la verdadera felicidad. ¡Qué equivocados estamos! Un deseo satisfecho abre la puerta a otro deseo. Mayor o distinto. Y así en una interminable cadena. Saber renunciar nos hace más libres y, por lo tanto, más capaces de ser felices.

Pero, ¡cuánto nos cuesta sufrir el hambre, la sed, la renuncia! Por eso la Cuaresma adquiere un tinte gris como el de la ceniza, porque sentimos que tenemos que renunciar y nos parece que renunciar es perder algo importante y no tener es ausencia de lo que deseamos. ¿Cómo vamos a ser felices renunciando?

Siempre que sea lo que Dios nos pide, la renuncia tiene un sentido muy verdadero. Nos invita a vaciarnos para llenarnos de su amor, de su vida. Pero claro que duele, el hambre duele en lo más hondo.

El hombre hoy ha perdido la imagen positiva de la renuncia y le parece que no tiene valor. No nos gusta sufrir la escasez, lo queremos todo ya, ahora, porque lo necesitamos. Entonces, ya saciados, se empobrece nuestro amor y se debilita nuestra personalidad.

Estamos acostumbrados a tenerlo todo fácil. En esta sociedad del bienestar nos acostumbramos fácilmente a lo bueno. El aburguesamiento del alma es paulatino, lento, pero progresivo. El alma va perdiendo fuerza, ímpetu y se adormece. Se va debilitando casi sin darse uno cuenta. 

Tags:
almacuaresmasilencio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Redacción de Aleteia
Explosión en Líbano: Encuentran el cuerpo de un joven agarrado a ...
2
Gaudium Press
10 enseñanzas del cura de Ars tras sus combates con el demonio
3
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
4
FERMIN SOSA
Jesús V. Picón
Mexicano al otro lado del mundo, ciclista y dice que sin miedo al...
5
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
6
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
7
KAMIENNE ANIOŁY
Isabelle Cousturié
No te olvides de tu ángel de la guarda antes de dormir
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.