Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 28 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco y la cruz de su pecho

AP Photo/L Osservatore Romano

Radio Vaticano - publicado el 07/03/14

¡Pensemos en tantos curas que están en cielo y pidamos la gracia de la misericordia!

El Papa Francisco lleva una bolsita en el pecho con la cruz de un Rosario de un anciano confesor que era de Buenos Aires, el padre Aristi, quien confesó a Juan Pablo II durante uno de los dos viajes de éste a la Argentina. 

El Obispo de Roma en el encuentro que mantuvo con los sacerdotes de su diócesis, al comenzar la Cuaresma, contó una vivencia suya, haciendo hincapié en la gracia de la misericordia. Gracia que se debe invocar, no sólo en el tiempo cuaresmal, dijo señalando que en toda la Iglesia es el tiempo de la misericordia. El Papa explicó, al finalizar su catequesis, contando cómo hizo para tener la cruz del rosario de ese sacerdote confesor, por quien él expreso una gran admiración: 

«Y siempre había una cola de gente allí, en la iglesia del Santísimo Sacramento. En ese tiempo, yo era Vicario General y vivía en la Curia. Y todas las mañanas, temprano, bajaba donde estaba el fax para ver si había llegado algo.

Y la mañana de Pascua leí un fax del superior de la comunidad: "Ayer, media hora antes de la Vigilia Pascual, murió el padre Aristi, tenía 94 o 96 años. El funeral será tal día…". Y la mañana de Pascua yo tenía que ir a almorzar con los sacerdotes de la residencia de ancianos – como hacía por lo general en la Pascua. Luego – me dije – después de almorzar iré a la iglesia.

Era una iglesia grande, muy grande, con una hermosa cripta. Bajé a la cripta y allí estaba el ataúd, sólo dos señoras ancianas estaban allí rezando, pero no había ninguna flor. Pensé: pero a este hombre, que perdonó los pecados de todo el clero de Buenos Aires, también a mí, ni siquiera una flor…

Fui a una floristería – porque en Buenos Aires en los cruces de las calles hay floristerías – y compré flores, rosas … Volví y empecé a preparar bien el ataúd, con flores … Miré el rosario en su mano … y entonces se me ocurrió … – el ladrón que todos tenemos dentro, ¿no? – Mientras arreglaba las flores agarré la cruz del rosario, y con un poco de fuerza la arranqué.

En ese momento lo miré y le dije: ‘Dame la mitad de tu misericordia’. ¡Sentí una cosa fuerte que me dio el coraje para hacer esto y para este ruego! Y después esa cruz me la puse, aquí – en mi bolsillo (el Papa señala el pecho). Y aunque las camisas del Papa no tienen bolsillos, yo llevo siempre una bolsita de tela aquí (el Papa señala el pecho) y desde ese día hasta hoy, esa cruz está siempre conmigo. Y cuando tengo un mal pensamiento en contra de alguien, mi mano se dirige aquí, (el Papa señala el pecho) siempre. ¡Y siento la gracia ! Eso me hace sentir bien.

¡Cuánto bien hace el ejemplo de un sacerdote misericordioso, un sacerdote que se acerca a las heridas …

Si lo piensan bien – ustedes seguro que han conocido a muchos, muchos, porque ¡los sacerdotes en Italia son buenos. Son buenos. Yo creo que si Italia sigue siendo tan fuerte, no es tanto por nosotros los obispos, sino por los sacerdotes! Es verdad, ¿no? No los incienso para consolarlos. Es algo que yo siento así.

La misericordia. ¡Piensen en tantos sacerdotes que están en el cielo y pídanles esta gracia! ¡que les den aquella misericordia que han tenido con sus fieles. Y esto hace bien.

Muchas gracias por su atención y por estar aquí.

Angelus Domini …»

Artículo publicado originalmente por Radio Vaticano 

Tags:
papa franciscosacerdote
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.