Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 27 septiembre |
San Vicente de Paúl
home iconEspiritualidad
line break icon

​¿Quién manda en tu vida?

© Public Domain

Carlos Padilla Esteban - publicado el 05/03/14

Jesús es nuestro Señor, cuando no le servimos y nos apegamos a un mundo que nos encandila perdemos la paz

Jesús es nuestro Señor. A Él le seguimos y servimos. Y cuando no le servimos a Él, perdemos la paz.

Él quiere guiar nuestros pasos y para eso sólo tenemos que obedecerle. Pero, ¿cómo nos manda Dios? Decía Santa Teresita: «He observado que Jesús no quiere que haga provisiones. Me alimenta momento a momento con un alimento totalmente nuevo que encuentro en mí sin saber de dónde viene. Creo que Jesús mismo, escondido en el fondo de mi pobre corazón, es quien me concede la gracia de actuar en mí y quien me hace descubrir lo que Él quiere que haga. Él enseña sin ruido de palabras. Yo nunca le he oído hablar, pero siento que está dentro de mí, y que me guía momento a momento y me inspira lo que debo decir o hacer. Justo en el momento en que las necesito, descubro luces en las que hasta entonces no me había fijado. Y las más de las veces no es precisamente en la oración donde las luces más abundan, sino más bien en medio de las ocupaciones del día»[1].

Manda a través de las voces que despierta en el corazón. El problema es que muchas veces el alma está dormida y no escucha.

Manda cuando, a través deotras personas, me indica lo que tengo que cambiar. Habla en medio de los ruidos de nuestra vida, allí donde pareciera imposible oír su voz. En el trabajo y en la rutina, en la vida diaria. Está siempre con nosotros, camina a nuestro lado.

Dios quiere que pensemos muy bien cuáles son nuestras prioridades. ¿A quién consultamos cuando tenemos que tomar una decisión?

Jesús nos anima a que vayamos en la vida a lo central y que no nos quedemos enganchados en agobios como el dinero o el éxito. ¿Cuáles son mis prioridades? ¿Qué es lo que más me importa? ¿Se corresponde con el tiempo que dedico y pienso en ello?

A veces lo más importante en la vida lo damos por evidente, no lo valoramos hasta que sentimos que lo podemos perder. No lo cuidamos y vamos corriendo detrás de cosas que al final no nos llenan.

Queremos servir sólo al Señor. Pero no es tan fácil. Para eso tenemos que amarle. A veces podemos pensar como decía una persona: «En mi vida falta algo, falta Él. Estoy algo perdida. Ése no era el plan para mi vida. ¿Qué me ha pasado? Necesito su alegría. ¡Ahora estoy sobreviviendo! Tengo que mirar para otro lado, volver a levantarme, respirar hondo y caminar».

¿Qué nos pasa cuando perdemos el rumbo, cuando dejamos de caminar en la dirección correcta? ¿Qué nos pasa cuando el vacío es profundo y no encontramos un sentido a todo lo que hacemos? A lo mejor es que hemos puesto a más señores a mandar en nuestra vida.

A lo mejor es que nuestras prioridades no son correctas y por eso nos despistamos y nos quedamos apegados a un mundo que nos encandila y maravilla. Hoy miramos a nuestro Señor, queremos pedirle que mande Él en nuestra vida.

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Jesús V. Picón
Sacerdote con COVID-19: No se puede vivir una enfermedad sin la E...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.