Aleteia

“Niños de plomo”: proyecto educativo para los niños contaminados por el mineral

AFP PHOTO/EITAN ABRAMOVICH
PERU, La Oroya : An enviromental NGO activist shows some spots on the skin of La Oroya resident William Espinoza (12), supposedly as a consequence of the pollution caused by a smelter, on May 31st, 2007, more than 150 km east of Lima. The 63,000 residents of La Oroya have a strong economic link with the smelter and refuse to search for a better place to live despite the high levels of lead in their blood. The Peruvian Health Ministry reported that almost 99% of the children in La Oroya exceed the limit of lead in the blood established by the World Health Organization (WHO). AFP PHOTO/EITAN ABRAMOVICH



PERU, La Oroya : Picture taken on May 31st, 2007, of the smelter La Oroya Mellaurgic Complex -owned by the US Doe Run Company- in La Oroya, more than 150 km east of Lima. The 63,000 residents of La Oroya have a strong economic link with the smelter and refuse to search for a better place to live despite the high levels of lead in their blood. The Peruvian Health Ministry reported that almost 99% of the children in La Oroya exceed the limit of lead in the blood established by the World Health Organization (WHO). AFP PHOTO/EITAN ABRAMOVICH
Comparte

Salesianos intentan ayudar a estos menores víctimas de la contaminación ambiental

Son todos habitantes de los barrios pobres de Puerto Nuevo, en el distrito del Callao, que día a día viven en situaciones de riesgo, contaminados por el plomo por los daños ambientales generados por el almacenamiento y el transporte del mineral hasta el puerto.

En un comunicado difundido por la Ans se dice que, en las afueras de la ciudad, la Fundación Don Bosco en el mundo está realizando un proyecto educativo especial llamado “Niños de Plomo”, que permite a unos 80 niños y adolescentes intoxicados por el plomo recibir tutoría y ayuda en la lectura, la comunicación, en materias lógico-matemáticas y psico-pedagógicas.

Los chicos terminan sus estudios a través del uso de programas y juegos virtuales para actividades de razonamiento y de alfabetización en el aula de informática. También participan en talleres de música y danza que mejoran su bienestar físico, mental y emocional. La mayoría de los niños que participan en el proyecto tienen niveles de plomo en sangre de entre 10 y 19,9 microgramos por decilitro, medida considerada como altamente peligrosa por las autoridades sanitarias.

Artículo publicado originalmente por Agencia Fides

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.