Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 01 marzo |
San Félix III, papa
home iconA Fondo
line break icon

​Historia: Los católicos alemanes frenaron el ascenso del partido nazi

Wikimedia

allemagne nazie

Aleteia Team - publicado el 03/03/14

Dos investigadores de economía política analizan cómo el catolicismo frenó la progresión electoral del partido nazi durante la República de Weimar

“Quien vote a Hitler tendrá que justificarlo el día del Juicio final. ¡No hay peor pecado que votarle!”, declaró en una ocasión el cura de Waldsee, en Renania. Entre 1928 y 1933, año del nombramiento de Hitler a la cancillería, el NSDAP pasó del 2,6% al 43,9% de los votos en las elecciones legislativas alemanas. Pero permaneció comparativamente más débil en las regiones de mayoría católica. Esa es la conclusión del amplio estudio publicado el pasado mes de febrero por dos investigadores de economía política, Jörg L. Spenkuch (Northwestern University) y Philipp Tillmann (Universidad de Chicago).

Los dos investigadores han querido verificar si este rechazo se debió al catolicismo en sí o al hecho de que los católicos alemanes tenía un perfil económico y geográfico diferente al de otras confesiones: había más agricultores y estaban más presentes en el sur y lejos de las grandes ciudades.

Según su estudio, titulado Religión, economía y ascenso del nazismo, “la religión es el factor de predicción más importante del voto nazi. Más concretamente, la composición religiosa de las circunscripciones explica la variación de un poco más del 40% del resultado del NSDAP en el ámbito de un condado”.

En igualdad de condiciones, otras confesiones estaban entonces al menos dos veces y media más inclinados a votar por los nazis que los católicos.

Los investigadores se han concentrado, entre otras cosas, en la actitud de la jerarquía católica, entonces muy vinculada al Zentrum, el partido de centro-derecha católico.

Este partido tomó entonces posturas claramente hostiles a los nazis, prohibiendo incluso a sus miembros y fieles adherirse al partido.

En cambio, Jörg L. Spenkuch y Philipp Tillmann han observado un índice de votos para los nazis significativamente superior en los pueblos cuyos párrosos mostraban su “simpatía” por el partido hitleriano.

Tags:
historiasegunda guerra mundial
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
5
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.