Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 28 septiembre |
San Wenceslao
home iconActualidad
line break icon

El diálogo es entre dos partes iguales, no de pequeños contra grandes

Agencia Fides - publicado el 28/02/14

El obispo de Jericó (Colombia) advierte ante las consecuencias del conflicto minero

Ha terminado el bloqueo de la carretera de entrada a la plataforma minera de la AngloGold Ashanti, en la localidad de Jericó de Antioquía (Colombia), donde unos 500 campesinos de Quebradona, Vallecito, La Hermosa y Palo Cabildo manifestaban desde hace 6 días contra los daños ambientales provocados a la zona, sobre todo a las fuentes hídricas.

Con la intervención del obispo de la diócesis de Jericó, Su Exc. Mons. Noel Antonio Londoño Buitrago, del alcalde de la zona, y con la disponibilidad de los líderes de los manifestantes, la protesta ha terminado con una Misa la tarde del domingo 23 de febrero, después de un encuentro entre las partes para tratar la cuestión. En este sentido el obispo había señalado: “El diálogo es de igual a igual, no de pequeños contra grandes. Es fundamental que haya diálogo, paciencia y claridad en las decisiones tomadas porque no es una pelea de pequeños contra grandes, porque eso es lo que la gente percibe, debe ser un diálogo de igual a igual”.

El obispo había alentado a los campesinos a no perder la cordura y la prudencia el sábado pasado, 22 de febrero, cuando la situación se había vuelto muy tensa: “Quisiera llamar al diálogo a los campesinos, para que tengan mucha prudencia para no exagerarse y no salirse de los marcos legales… deben saber que tienen el apoyo del obispo, de la compañía. El obispo les quiere acompañar, pero siempre en la paz, la armonía y el diálogo”.

Mons. Londoño Buitrago, en la nota enviada a la Agencia Fides recuerda que “la cuestión minera está provocando consecuencias sociales, ambientales y económicas que ahora ya vemos todos”. El obispo ya se había dirigido a las autoridades responsables de la zona y al gobierno central advirtiendo sobre la posibilidad de la creación de situaciones de violencia debido a la falta de transparencia en la gestión

Artículo publicado originalmente por Agencia Fides 

Tags:
colombiadialogoempresaprotestas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
5
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
6
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
7
couple
Anna Gebalska-Berekets
La receta «irresistible» del Padre Pío para un matrimonio feliz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.