Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 05 diciembre |
San Sabas
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Hasta dónde alcanza la responsabilidad por el otro?

UN Photo/Kibae Park

Aleteia Team - publicado el 22/02/14

Ser responsable no es sólo asumir las propias decisiones y sus consecuencias, sino también responder a la llamada de los vulnerables de hoy y de mañana

Una ética de verdadero progreso vela por el bienestar de toda vida humana, especialmente por la de los más frágiles, la de aquellas personas que, por sí solas, no pueden subsistir.

Hay que crear las condiciones oportunas para que estas vidas frágiles encuentren un lugar en el mundo y puedan desarrollarse en igualdad de condiciones.

El progreso social y moral de la humanidad es incompatible con políticas de la vida excluyentes que no garantizan igualdad de oportunidades para todos independientemente de su origen y de sus cualidades genéticas.

Ser responsable, tal y como lo entendía el lúcido pensador alemán Hans Jonas, no significa solamente responder coherentemente de las propias decisiones, asumir los actos libres y hacerse cargo de las consecuencias que tienen. Es responder a la llamada de los seres vulnerables que exige atención, disponibilidad, respuesta; al clamor del pobre, de la víctima, del inocente, del hambriento, del transeúnte, del sin techo.

La responsabilidad de Hans Jonas, sin embargo, se proyecta hacia el futuro. Interviene en ella la razón práctica pero, a la vez, la fuerza imaginativa. Vuelve a traducir de manera creativa el imperativo categórico kantiano y exige tratar a los hombres y a las mujeres del futuro dignamente, sin olvidar que son fines en sí mismos.

El empuje hacia el futuro, sin embargo, no puede venir del miedo, sino del amor.

Hans Jonas dibuja un futuro oscuro y devastado y, a partir de esta prospectiva, argumenta a favor de la responsabilidad. Muchos la califican como catastrofista y, consecuentemente, descalifican la exigencia de responsabilidad que se deriva de ella.

No creo que sea así. El deber de velar por el bien de las generaciones futuras no puede emerger del miedo, sino del deseo de bien que experimentamos por ellas, de la benevolencia, que es uno de los grandes frutos del amor libre y gratuito.

En la última de las conferencias Gifford que John C. Eccles dictó en la universidad de Edimburgo durante el curso académico 1977-1978 se preguntaba: “¿Estamos todavía a tiempo de volver a edificar una filosofía y una religión que nos puedan dar una confianza renovada en esta gran aventura vivida en libertad y con dignidad?”.

Quiero creer que sí, que la razón humana, empujada por el amor incondicional que hay inoculado en la entraña de toda persona, puede renovar esta confianza en la especia humana y ganar terreno en la pacificación del planeta.

Tags:
eticafilosofía
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.