Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 13 mayo |
Nuestra Señora de Fátima
home iconEspiritualidad
line break icon

El Papa: Para conocer a Jesús no basta el catecismo, es seguirle

By fran_kie | Shutterstock

Radio Vaticano - publicado el 20/02/14 - actualizado el 11/01/21

Homilía de Francisco en la Casa Santa Marta: "Jesús a Pedro y a sus discípulos no les dijo: ‘¡Conocedme!’, sino que les dijo: ‘¡Seguidme!’"

A Jesús se lo conoce siguiéndolo, antes que estudiándolo. Así lo dijo el papa Francisco en la homilía de la Misa de Santa Marta el 20 de febrero de 2014. Cada día, explicó, Cristo nos pregunta “quién” es Él para nosotros; podemos responderle solo si vivimos como sus discípulos.

Es una vida de discípulo, más que una vida de estudioso, lo que permite al cristiano conocer verdaderamente a Jesús. Un camino tras los pasos del Maestro, donde se pueden entrelazar testimonios límpidos con traiciones, caídas y nuevos empujes, más que una aproximación de tipo intelectual.

Un testigo que tropieza

Para explicarlo, Francisco toma como modelo a Pedro. El Evangelio lo representa al mismo tiempo como un “valiente” testigo –es el que a la pregunta de Jesús: ‘¿Quién decís que soy yo?’, afirma: ‘Tú eres el Cristo’- y también como “adversario”, cuando siente que debe corregir a Jesús, que acababa de anunciar lo que sufriría y como moriría, para después resucitar.

“Muchas veces”, observa el Papa, “Jesús se dirige a nosotros y nos pregunta: ‘¿Quién soy yo para ti?’ obteniendo “la misma respuesta de Pedro, que hemos aprendido en el Catecismo”. Pero no es suficiente:

“Parece que para responder a la pregunta que todos escuchamos en nuestro corazón –‘¿Quién es Jesús para nosotros?’- no es suficiente lo que hemos aprendido, estudiado en el catecismo, que es importante estudiarlo y conocerlo, pero no es suficiente. Para conocer a Jesús es necesario hacer el mismo camino que hizo Pedro. Después de esta humillación, siguió caminando con Jesús, ha visto los milagros que Jesús hacía, ha visto su poder, ha pagado los impuestos, como le dijo Jesús que debía hacer, ha pescado un pez, cogido una moneda, ha visto muchos milagros de ese tipo. Pero, en un determinado momento, Pedro ha renegado de Jesús, le ha traicionado, y ha aprendido esa difícil ciencia -más que ciencia, sabiduría- de las lágrimas, del llanto”.


CONFESSION

Te puede interesar:
¿Es normal confesar siempre los mismos pecados?

Un largo camino hasta conocer a Jesús

Pedro -prosigue el papa Francisco- pide perdón a Jesús y, a pesar de esto, después de la Resurrección, Él le interroga tres veces en la playa de Tiberíades.

Y probablemente, dice el Papa, al reafirmar su amor total por su Maestro llora y se avergüenza al recordar las tres veces que renegó de Él.

“Esta primera pregunta  -‘¿Quién soy yo para vosotros, para ti?’- a Pedro, solo se entiende junto a un camino, a un largo camino, un camino de gracia y de pecado, un camino de discípulo.

Jesús a Pedro y a sus discípulos no les dijo: ‘¡Conocedme!’, sino que les dijo: ‘¡Seguidme!’. Y en este seguir a Jesús nos hace conocerle. Seguir a Jesús con nuestras virtudes, y con nuestros pecados, pero seguirle siempre. No es un estudio de cosas, que es necesario, sino una vida de discípulo”.

Se necesita, insiste Francisco, “un encuentro cotidiano con el Señor, todos los días, con nuestras victorias y nuestras debilidades”.

Pero, añade, es también “un camino que no podemos recorrer solos”. Es necesaria la intervención del Espíritu Santo.

“Conocer a Jesús es un regalo del Padre, es Él el que lo da a conocer; es un trabajo del Espíritu Santo, que es un gran trabajador. No es un sindicalista, es un gran trabajador y trabaja en nosotros. Hace este trabajo de explicar el misterio de Jesús y de darnos este sentido de Cristo. Miremos a Jesús, Pedro, los apóstoles y escuchemos en nuestro corazón esta pregunta: ‘¿Quién soy yo para ti?’. Y como discípulos pidamos al Padre que nos dé el conocimiento de Cristo en el Espíritu Santo, que nos explique este misterio”.
Tags:
cristianismopapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
3
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
6
Obvious
Mamá, me tengo que ir
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.