Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconActualidad
line break icon

Occidental que miras, una sola pregunta: ¿Quién es tu Señor?

Aleteia Team - publicado el 20/02/14

Ante la tragedia que viven los emigrantes en las fronteras del sur de Europa

Por su interes, publicamos el último post que ha dejado a sus seguidores el arzobispo de Tánger, monseñor Santiago Agrelo en el que reflexiona sobre la problemáticia de la emigración y sus contínuas críticas hacia la violación de derechos fundamentales ocurridas en el Estrecho:

Ante la tragedia que viven los emigrantes en las fronteras del sur de Europa, como pastor de la Iglesia y a la luz del Evangelio, he denunciado la violación continuada de sus derechos fundamentales, y esa denuncia, a muchos cristianos, seguramente que a muchos religiosos, les ha parecido injusta, imprudente, hipócrita, demagógica.

Y me preguntan: ¿Acaso quiere usted suprimir las fronteras? Si no hay trabajo para nosotros, ¿cómo vamos a recibir a más gente?, ¿es que quiere usted aumentar el número de los parados? «Dice Vd. "Podemos compartir con el emigrante nuestro poco de leña nuestro poco de pan" ¿Con cuantos emigrantes? ¿Cien mil? ¿Cien millones? Dice Vd. "Podemos darles voz" ¿Quién tiene que dársela? ¿Quién toma esa voz? Dice Vd. "Es inaceptable que una decisión política vaya llenando de sepulturas un camino que los pobres recorren con la fuerza de la esperanza" ¿Qué decisión política en concreto? ¿Qué haya que protegerse las fronteras de cada país de algo muy muy difícil de contener?»

Un amigo me recuerda, por si yo lo hubiese olvidado, un texto de San Mateo: “En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos: haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos dicen, pero no hacen. Lían fardos pesados y se los cargan a la gente en los hombros, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar”.

Me parece razonable que se me coloque entre escribas y fariseos que ocupan cátedra: yo mismo me acuso y pido al Señor que me saque de semejante compañía. Pero esto no eximiría a mi amigo de tomar en consideración lo que el Señor dice a sus discípulos: “Haced y cumplid todo lo que os digan”. Mi amigo lo sabe, y ahí llegan las preguntas, todas razonables, a darle, a darnos, una mano para justificar el que no hagamos lo que se nos dice.

Pues intentaré dejarle, dejarnos, sin justificación posible.

Siguiendo los pasos de Jesús, responderé a todas las preguntas con una sola pregunta: ¿Quién es tu Señor? Y por si alguien no hubiese caído en la cuenta de su importancia, la vuelvo formular: ¿Quién es tu Señor? Y quiero que el eco se quede repitiéndola: ¿Quién es tu Señor?

Eso significa: ¿A quién le preguntas tú cuando necesitas responder a una cuestión que implica tu vida? ¿Bajo qué luz te pones cuando quieres ver en la oscuridad de tu día a día? ¿A quién obedeces cuando haces tus opciones morales?

Si mi señor es un programa electoral, le preguntaré al programa. Si mi señor es una teoría económica, le preguntaré a la teoría. Si mi señor es el dinero, le preguntaré al rendimiento. Si mi señor es lo razonable, le preguntaré a la razón. Si mi señor es lo científico, le preguntaré a la ciencia. Si mi señor es el código penal, le preguntaré a las leyes. Si mi señor es el orden establecido, les preguntaré a sus garantes.

Cada uno de esos señores tiene una respuesta para las preguntas que me habéis formulado. Y todas las respuestas tendrán una lógica aplastante, incuestionable, demoledora.

Pero yo reclamo mi derecho a preguntarle al único Señor que reconozco y confieso: a mi Señor Jesucristo. Y él tiene su lógica, que yo pretendo aprender, que deseo no traicionar, que pido seguir.

De esa lógica me ocupé en la última carta circular a los fieles de la Iglesia de Tánger: “Para que la vida no niegue lo que la boca confiesa”. 

Escrito por Monseñor Santiago Agrelo, arzobispo de Tánger

Tags:
arzobispoinmigrantesmarruecos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.