Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 16 junio |
Santa Julita y san Quirico
home iconEspiritualidad
line break icon

El Papa: La tentación se supera escuchando la Palabra de Jesús

AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE

CITE DU VATICAN, Vatican City : Pope Francis kisses the book of the gospels as he leads a mass at St Peter's Basilica on January 1st, 2014 at the Vatican. AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE

Radio Vaticano - publicado el 18/02/14

En su homilía de este martes, Francisco explica de dónde viene la tentación, cómo actúa y cómo se supera

Resistir a la seducción de las tentaciones es posible sólo “cuando se escucha la Palabra de Jesús”, afirmó el Papa Francisco en la homilía de la misa que presidió este martes en la Casa Santa Marta. A pesar de nuestras debilidades, aseguró, Cristo nos da siempre la “confianza”, y se abre un horizonte más amplio que nuestros límites.

La tentación se manifiesta como una atracción inocua y termina por transformarse en una jaula, de la que muchos intentan escapar minimizando la esclavitud, sordos a la Palabra de Dios.

En la homilía, el Papa Francisco reafirmó una verdad y una consecuencia descrita por Santiago en un versículo de su Carta, propuesta por la liturgia: La verdad es que nunca es Dios el que tienta al hombre, sino sus pasiones; la consecuencia es la producida por las mismas pasiones, que, según el apóstol, “conciben y generan el pecado; y el pecado una vez cometido, produce la muerte”.

“La tentación, ¿de dónde viene?, ¿cómo actúa dentro de nosotros? El apóstol nos dice que no viene de Dios, sino de nuestras pasiones, de nuestras debilidades internas, de las heridas que dejó en nosotros el pecado original –explicó Francisco-. Vienen de allí, las tentaciones, de estas pasiones”.

“Es curioso, la tentación tiene tres características: crece, contagia y se justifica –añadió-. Crece: comienza con un aire tranquilo, y crece… El mismo Jesús decía esto, cuando hablaba de la parábola de la cizaña sembrada por el enemigo. Y la tentación crece: crece, crece… Y si alguien no la detiene, lo ocupa todo”.

Además, prosiguió el Papa Francisco, la tentación “busca a otro para tener compañía, contagia” y “en este crecer y contagiar, la tentación nos encierra en un ambiente del que no se puede salir con facilidad”.

“Es la experiencia de los apóstoles narrada en el Evangelio de hoy, que ve cómo los Doce se echan la culpa unos a otros por no haber traído el pan a bordo de la barca”, prosiguió.

Jesús, dijo el Papa, quizás sonriendo al recordar ese juego de palabras, les invita a guardarse de la “levadura de los fariseos, de Herodes”.

Pero los apóstoles insisten un poco sin escucharle, comentó el Papa, “encerrados en el problema de quien tenía la culpa de no haber traído el pan, en que no tenían espacio, no tenían tiempo, no tenían luz para la Palabra de Dios”.

“Y así, cuando estamos en tentación, no escuchamos la Palabra de Dios: no escuchamos. No entendemos”, constató.

“Jesús tuvo que recordarles la multiplicación de los panes para hacerles salir de ese ambiente, porque la tentación nos encierra, nos quita toda capacidad de mirar más allá, nos cierra el horizonte, y así nos lleva al pecado”, añadió.

Según el Papa Francisco, “cuando estamos en la tentación, sólo la Palabra de Dios, la Palabra de Jesús, nos salva. Escuchar esa Palabra que nos abre el horizonte… Él siempre está dispuesto a enseñarnos cómo salir de la tentación. Y Jesús es grande porque no sólo nos hace salir de la tentación, también nos da más confianza”.

Esta confianza, afirmó el Papa, es “una fuerza grande; cuando estamos en la tentación: el Señor nos espera”, “se fía de nosotros así tentados, pecadores”, “abre más horizontes”.

Al contrario, repitió el Papa Francisco, el diablo con “la tentación, cierra, cierra, cierra” y hace crecer un ambiente similar al de la barca de los apóstoles. No dejarse “aprisionar” por este tipo de ambiente, concluyó, sólo es posible “cuando se escucha la Palabra de Jesús”.

“Pidamos al Señor que siempre, como hizo con los discípulos, con su paciencia, cuando estemos en tentación, nos diga: ‘Detente, quédate tranquilo. Recuerda qué hice en ese momento, en aquel momento: recuerda. Levanta los ojos, mira el horizonte, no te cierres, no te cierres, ve hacia delante’ –concluyó-. Y esta Palabra nos salvará de caer en el pecado en el momento de la tentación”.

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
SAINT DOMINIC SAVIO
Philip Kosloski
¿Te preocupa tu adolescente rebelde? Aquí tienes a tu santo patró...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.