Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 22 septiembre |
San Mauricio y compañeros mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Los católicos conocen más el Nuevo Testamento, y los protestantes el Antiguo?

DR

Javier Ordovás - publicado el 17/02/14

Católicos y protestantes: Manual para conocernos mejor (2)

Querido amigo: ya conoces la polémica clásica de que los católicos conocen bien el Nuevo Testamento y los protestantes conocen mejor el Antiguo Testamento; indudablemente esa idea expresada simplemente así es una simplificación de un tema que tiene mucha más enjundia e importancia de lo que parece a simple vista.

La Biblia forma una unidad de 73 libros que narran el origen de la humanidad, la historia del pueblo de Israel y la vida de Jesucristo y los primeros años de los cristianos. Estos libros fueron escritos a lo largo de 1000 años, de ellos 46 libros fueron redactados durante 900 años  a.C. y constituyen el Antiguo Testamento  y 27 libros fueron escritos durante  100 años d.C. y constituyen el llamado Nuevo Testamento. Se escribieron separadamente, sobre todo en hebreo, algo en arameo y posteriormente compilados en griego para formar esa unidad de la Biblia. En el s III a.C. ya se había recopilado en Alejandría la llamada “Versión de los 70”, como traducción al griego del Antiguo Testamento. En el Nuevo Testamento se cita con frecuencia esta versión.

La Iglesia Católica establece el canon, como un listado,  de esos 73 libros en el Sínodo de Roma del año 382. Esta es la versión de los 73 libros que San Jerónimo tradujo al latín (Vulgata).

Se entiende que el pueblo judío no admita la denominación de Antiguo Testamento y, menos aún, la validez del llamado Nuevo Testamento. Los grupos protestantes no admiten la validez de 7 de esos libros del Antiguo Testamento llamados Deuterocanónicos.

Este tema de las lenguas originales, versiones y traducciones de la Biblia es punto clave de las controversias entre especialistas y teólogos que han tenido la oportunidad de mostrar su honradez profesional trabajando con las lenguas originales sin manipular las posibles traducciones para defender sus hipótesis teológicas: por desgracia, la falta de profesionalidad y honradez también se ha colado con frecuencia en este ámbito. 

Para todos los cristianos, la Biblia es de inspiración divina, narra la relación de Dios con los hombres, durante todos esos siglos y, a través del pueblo hebreo, y la revelación de los atributos y ser de Dios.

Los protestantes optaron por el principio de “sola scriptura” y, por tanto no admiten ninguna otra autoridad que la Biblia, mientras los católicos, en función de los poderes otorgados por Cristo a su Iglesia, entienden que solamente puede ser entendida correctamente en la Tradición y enseñanza de la Iglesia.

Hay católicos que conocen y asimilan tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento; de la misma forma hay protestantes que conocen y asimilan ambos pero, para un católico el Nuevo Testamento es la culminación y, sobre todo, explicación del Antiguo; mientras que un protestante los pone en pie de igualdad, desconociendo o minimizando los grandes cambios, determinantes, que supone la vida y doctrina de Cristo con su nueva Ley y su nuevo pueblo, especialmente con el Mandamiento Nuevo.

Durante muchos siglos, hasta la invención de la imprenta, el acceso a la cultura a través de los libros estaba muy restringido a la clase pudiente por la escasez de libros y su alto coste; en el occidente cristiano, la Iglesia fue el núcleo de la cultura, no sólo religiosa, sino también de las otras ciencias; las Universidades fueron creadas por la Iglesia. La Biblia y la ciencia teológica eran temas comunes de discusión y conversación en las universidades y entre las personas cultas.

Precisamente, Lutero pudo valerse de la reciente invención de la imprenta para difundir sus desacuerdos y su traducción de la Biblia al idioma alemán que, hasta entonces, estaba en latín y, por tanto, solo accesible a las clases cultas. Aunque para esa fecha ya se habían impreso Biblias católicas en 20 lenguas vernáculas alemanas y en otras lenguas europeas.

Desde sus inicios, la Iglesia se ha visto necesitada y obligada a defender, definir y difundir la doctrina; durante los primeros siglos y primeros concilios de los cristianos se definieron las verdades fundamentales del credo católico; desde esos principios han existido, no solamente cabezas brillantes y figuras destacadas sino, millares de expertos en lenguas antiguas y en estudio de los textos bíblicos; esto le ha dado a la doctrina católica una profundidad y fundamentación  exhaustivos de sus enseñanzas y declaraciones. El fiel cristiano no puede dedicarse a adquirir tantos conocimientos, que son propios de un experto pero, sí sabe que existen las fuentes y cómo llegar a ellas cuando es preciso.

Por otra parte, la Iglesia católica, como buena pedagoga, realiza un programa de formación permanente a sus fieles a través de la liturgia. Por medio de la misa dominical y de las distintas celebraciones litúrgicas los fieles, cada tres años, escuchan una lectura y reciben comentarios de los textos más importantes del Antiguo y Nuevo Testamento; en cada Misa se leen tres textos (del Antiguo y Nuevo Testamento) y el Sacerdote, en la predicación los comenta; normalmente esos tres textos son de temas interrelacionados del Antiguo y Nuevo Testamento.

Pero -dato importante- el texto que se escucha puestos en pie es el que corresponde a la narración de uno de los cuatro evangelistas; esto muestra que lo central es Cristo y su vida y su doctrina que está recogida en el Nuevo Testamento. El ciclo litúrgico dominical de cada año, en sus distintas festividades y celebraciones, gira entorno a la vida de Cristo.

Tags:
ecumenismoprotestantes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
4
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
5
DEVIL,THUMBS UP
Marcello Stanzione
Así avanza la propaganda satanista en internet
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
7
FATIMA
Marta León
Ingresa en el Carmelo a los 17 años: “Me lanzo a los brazos de Di...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.