Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 30 junio |
Santos protomártires de la Iglesia de Roma
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Estoy considerando suicidarme…

hombre solo

shutterstock

Adiciones - publicado el 17/02/14

Se está pasando a considerarlo un acto libérrimo que merece respeto y, sobre todo, que le dejen a uno en paz

El otro día el ensayista y profesor universitario Antonio Escohotado, que tiene 73 años, decía que su vida ya estaba cumplida, y que en cinco años se planteaba quitársela. Esta mañana en Onda Cero, Fernando Sánchez Dragó no sólo ha compartido esta opinión, sino que ha sugerido que también él ha pensado últimamente suicidarse.

De hecho, ha añadido que cada uno haga con su vida lo que le dé la gana. Hemos pasado del aviso de suicidio como una muestra de dolor que pone en marcha gestos de ayuda hacia la persona que padece aislamiento, dolor físico o desesperación, a un acto libérrimo que merece respeto y, sobre todo, que nadie se inmiscuya, que le dejen a uno en paz.

La reflexión que suscitan ambas opiniones es que un ejercicio de libertad sin asideros, es una decisión encerrada en sí misma y profundamente egoísta. El suicidio premeditado es una propuesta individualista que pretende exigir, además, la insensibilidad de los otros, porque lo normal es que todo suicidio lleve aparejado el dolor de quienes aman a aquel que se quiere quitar la vida. Es decir, la libertad del suicida en potencia quiere ser tan descomunal que atenta contra ese instinto que llevamos todos dentro de ayudarnos en situación de necesidad.

Y estas cosas que se sueltan en los medios provocan cierta insensibilidad, nos acostumbran a entender el cuerpo social como una comunidad de individuos asilados, sin vínculos, sin proyectos en común, con una redefinición del “yo” como isla y de “lo propio” como estrictamente mío.

Por Javier Alonso Sandoica. Artículo publicado originalmente por Adiciones

Tags:
suicidio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.