Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 22 mayo |
Santa Rita de Casia
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Padre Loring y sus respuestas a tus preguntas sobre la doctrina católica

JEZUS WINOROŚL

Renata Sedmakova | Shutterstock

Catholic.net - publicado el 07/02/14

Recordando al apologeta fallecido y sus "respuestas para tener fe"

Un homenaje al firme apologista, sus 400 respuestas a preguntas que usted puede hacerse sobre la doctrina católica:

Father Jorge Loring 2

Sobre la eternidad de Dios

Señor Jorge, desde niña sé que existe Dios, porque eso me dijeron mis padres y en la doctrina cuando iba a hacer mi primera comunión, pero mi duda es: Dios hizo el mar, el cielo, la tierra y al hombre. Y a él, ¿quién lo creó? Nadie me lo ha podido decir. Ayúdeme, si puede, por favor. Esto siempre me ha confundido mucho. Sé que existe porque me ha ayudado. Pero ¿quién lo formó?

Tu duda viene de que todo lo que ves en la tierra tiene su origen en otro. Pero Dios es distinto.

Como es el primero no puede venir de otro, pues entonces sería el segundo. El primero es eterno. No tiene principio. Ha existido desde siempre.

No pudo comenzar, ni de otro ni de sí mismo; pues antes de existir nada se puede hacer. Hace cien años tú no existías, y nada pudiste hacer para existir.

Por eso el primer ser tiene que ser eterno. Y a este primer ser eterno creador de todo lo que existe le llamamos Dios.

Sobre la omnipotencia de Dios 

Reverendo Padre: Un amigo me ha puesto una objeción contra la omnipotencia de Dios y no sé cómo responderle. Me dice: Dios no es todopoderoso pues no puede hacer una piedra tan pesada que él no pueda levantarla. ¿Qué se le puede responder? Muy agradecido.

Lo de tu amigo es una falacia, pues encierra una tautología: Dios no puede hacer lo que no puede hacer.

Dios puede hacer todo lo que no es contradictorio y absurdo. Por ejemplo: Dios no puede hacer un círculo cuadrado, pues esto es un absurdo. Si es círculo no puede ser cuadrado.

Pero todo lo que no es contradictorio puede ser realizado por Dios.

Sobre cómo conocer a Dios

No soy católico, pero me gustaría conocer a Dios. ¿Cuál es el camino?

Para mí la mejor manera de conocer a Dios es por su obra: la Creación.

Viendo una obra de arte descubro el talento del artista. Viendo la Creación veo el talento de Dios creador.

Después, por la Historia conoceré a Jesucristo, y por los Evangelios, el amor que nos tiene al morir en cruz para redimirnos.

Los planes incomprensibles de Dios 

Hola, soy católico. Pertenezco a comunidades neocatecumenales. Soy el primer responsable de mi comunidad, pero tengo una pregunta. Tengo una inquietud: es sobre la voluntad de Dios en nuestra vida. Le he pedido mucho a Dios en mis oraciones que me conceda la gracia de aceptar su voluntad en todos los acontecimientos de mi vida: familiar, laboral, comunitaria, etc. Ayúdeme a entender la voluntad de Dios en mi vida.

Que a veces no entendamos los planes de Dios es perfectamente natural. Pretender que Dios sólo haga lo que nosotros entendemos sería soberbia; basta saber que Dios es Padre y todo lo que hace es para nuestro bien.

Pero muchas veces no lo entendemos. Como el niño pequeño no entiende que el pinchazo de la inyección que le pone su madre es para su bien.

Aceptar de buena gana todo lo que Dios dispone es signo de confianza en el amor de Dios.

Sobre la bondad de Dios

 Querido Padre Jorge Loring: Le escribo para decirle que no creo que yo vaya al Cielo. Trato de ser perfecto, pero no puedo, me hubiera gustado no haber nacido porque yo no soy feliz con lo que no puedo hacer. Creo que ustedes deberían decirle la verdad a la humanidad: si Dios fuera bueno como dicen, no hubiera creado un lugar tan malo como la pena eterna. Favor de no engañar a la gente.

No te desanimes. Si te arrepientes y tienes voluntad de corregirte, Dios te perdona. Y no dudes de que Dios es bueno.

– Nos crea para que seamos felices en la gloria.
– Y para que la valoremos quiere que colaboremos con buenas obras.
– Y si pecamos y nos arrepentimos, Él nos perdona.
– Y para apoyar nuestro arrepentimiento muere en la cruz.
– La redención de Cristo es la muestra suprema de amor a los hombres.

Pero Dios, además de misericordioso es justo. Por eso no puede perdonar a quien no se arrepiente. Sería una monstruosidad, que Dios no puede hacer, perdonar al que no se arrepiente.

Y el que no se arrepiente antes de morir, ya no puede arrepentirse porque después de la muerte ya no hay libertad ni para pecar ni para arrepentirse.

Por eso quien no se arrepiente antes de morir va a estar eternamente sin arrepentirse, y Dios eternamente sin poder perdonarle, por eso el infierno es eterno.

 ¿Dios lo sabe todo? 

Dios lo sabe todo. Sabe si me voy a salvar o a condenar. Como Dios no se puede equivocar, si Él sabe que me voy a condenar me condenaré seguro. ¿Para qué me voy a preocupar de ser bueno?

Tienes razón. Dios lo sabe todo, y sabe lo que tú vas a hacer. Pero lo que tú vas a hacer lo harás porque tú quieres, no porque Dios lo sabe.

Dios lo sabe porque ya ha visto la película de tu vida, porque para Dios no hay tiempo, lo ve todo de golpe.

Pero tu película la haces tú libremente. Si tú vas al cine con un amigo a ver una película que tú conoces, ya sabes el final, y le dices a tu amigo quién es el criminal. Pero tu conocimiento no ha influido en lo que hace el criminal.

Nosotros hacemos las cosas sucesivamente, pero Dios las ve simultáneamente.

Si la televisión me enseña un cuadro haciendo un barrido con la cámara, yo veo el cuadro sucesivamente. Pero si estoy sentado delante del cuadro en el museo, lo estoy viendo simultáneamente.

Así ve Dios mi vida. Pero mi vida la hago yo libremente. El conocimiento de Dios no influye en mi libertad.

Pórtate bien, y Dios sabe que te vas a salvar. Pero si te portas mal, Dios sabe que te vas a condenar.

Dios sabe si este año habrá una buena cosecha o si se va a perder por la sequía. Pero también sabe que si no siembras es seguro que no habrá cosecha. Es indispensable que pongamos de nuestra parte si queremos un buen final.

Sobre cómo confiar en Dios


Estimado Padre Loring: Le escribo porque tengo una duda existencial. Me pregunto si debemos tener confianza en nosotros mismos para lograr una meta o la confianza sólo debe estar puesta en el Señor y María Santísima. Lo digo porque las técnicas psicológicas te dicen: ten confianza y seguridad en ti mismo; sin embargo, los Santos como Santa Teresita de Lisieux tenía puesta la confianza ciegamente en el Señor, como el niño que se duerme en los brazos de su padre. Muchas gracias. Necesito un poco de luz.

Las dos cosas son necesarias: La confianza en Dios, porque de Él depende todo. Pero también confianza en nosotros mismos para actuar con entusiasmo, pues Dios quiere que pongamos de nuestra parte, y el que no confía en sus posibilidades, no hace nada.

Sobre cómo hablar con Dios

Mi pregunta es: ¿por qué no podemos ver, hablar, tocar o tener alguna experiencia directa sensorial con Dios, alguna experiencia que nos dé la certeza de su presencia? Esta pregunta nació a raíz de que empecé a enseñarle a mi hija de 4 años sobre la fe, en su Biblia para niños. La segunda historia es la expulsión de Adán y Eva del paraíso, y no supe explicar el por qué no pueden volver a ver a Dios. Me quede reflexionando en esto y pensé que yo como madre puedo enseñarle muchas cosas, pero lo mejor que puedo hacer es darle la certeza de mi amor por ella. Y pensé que si bien yo tengo la seguridad del amor de Dios porque he sido criada en la fe, hay muchos, que también son hijos del Padre que no tienen esa certeza y andan buscando en mil partes respuesta a sus inquietudes espirituales.

Yo no dejaría a mi hija en manos de maestros, niñeras, sirvientes, etc., esperando que me conociera a través de ellos, que ellos le hablaran de mí y de cómo yo proveo lo que ella necesita, que otros le hablaran de cómo la amo y la rodeo de signos de mi amor.

Aún antes de que ella tuviera la capacidad de pensar y hablar, ya ella tenía la certeza de que yo la amo y de que la voy a cuidar y proteger, porque ha tenido una serie de experiencias directas (sensoriales) conmigo.

Nadie tuvo que hablarle de mí, nadie tuvo que mostrarle los signos de mi amor, no tuvo que seguir un largo y difícil camino de fe para encontrarme.

No tuvo que esperar a que su espíritu estuviera preparado para establecer una conversación conmigo.

¿Por qué tenemos que pasar la vida llenos de dudas, de silencios, de desiertos? ¿Por qué no podemos tener una experiencia en nuestra vida que nos dé la certeza de su presencia? Si nos creó seres sensoriales, ¿por qué no lo podemos experimentar sensorialmente? Agradezco su tiempo y su ayuda.

Dios es espíritu, por lo tanto no se le puede tocar. Pero sí podemos hablar con Él, seguros de que nos escucha, aunque no nos conteste sensorialmente.

Artículo publicado originalmente por Catholic.net 

Tags:
doctrinafeiglesiasacerdote
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.