Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La sociedad española en 2018: El futuro es, de todo, menos optimista

© Cesar MANSO / AFP
Comparte

Un informe destaca la vuelta a la familia y la caída de la natalidad

El panorama que dibujan los expertos para el futuro en España es desolador. “La sombra de la crisis: La sociedad española en el horizonte 2018”, informe realizado por expertos reunidos por el Centro Reina Sofía para la España del año 2018 muestra “más pobreza, más desigualdad, más precariedad laboral, más emigración juvenil, menos protección social, una reducción considerable de las rentas reales de los hogares y un desplome de las rentas más bajas: brecha social y pobreza extrema”.

El resultado, tras la opinión  de once expertos en distintas disciplinas sociales muestra que el futuro es "de todo, menos optimista".En 2018 el PIB por habitante se mantendrá en niveles inferiores a los de 2007 y "se agotará el modelo de crecimiento español" sin que se sustituya por uno viable, explicaban los responsables del estudio.

"Entre 2014 y 2018 asistiremos al debilitamiento inexorable y profundo de nuestro Estado de Bienestar. Cabe esperar que pasemos de un modelo socialdemócrata a uno neoliberal, con el acento hacia una configuración societaria como la estadounidense, caracterizada básicamente por el adelgazamiento de las clases medias, la polarización social entre ricos y pobres, la desigualdad de la renta y el crecimiento de la pobreza de las clases populares", afirmaban en el acto.

Entre las consecuencias más directas e inmediatas de la crisis, “la pérdida de ingresos causada por el desempleo, la presión tributaria, el aumento de las tasas de acceso a los servicios públicos y el recorte de la protección social", que, explican, “provocará un empobrecimiento generalizado de las familias y un desplome de las rentas más bajas, que hará que aumente el número de hogares con serias dificultades económicas y el número de familias en riesgo de exclusión o en condiciones de pobreza extrema”.

Configuración de las familias y natalidad

La configuración de las familias puede cambiar:  los jóvenes tendrán que regresar al hogar familiar tras una emancipación fallida y los divorciados y familias monoparentales harán lo mismo al no poder mantener un sólo individuo el hogar. Se aumentará así la dependencia económica de los mayores y los jóvenes pasarán, a cambio, a desempeñar el rol de los cuidados.

Según los expertos, el primer efecto de esta reconfiguración de los hogares será un desplome de la natalidad. En este caldo de cultivo, explican los autores del estudio: los jóvenes tomarán la iniciativa y mediante la participación y el liderazgo en movimientos sociales y plataformas, reivindicarán más intensamente la construcción de un nuevo modelo social que pasa del 'yo' al 'nosotros', defiende la cooperación como mecanismo de subsistencia y reivindica la regeneración política y de la identidad social, por vías alejadas de los cauces tradicionales.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.