¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Bebés Abandonados: el reto de la defensa de la vida en China

© Public Domain
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

La provincia de Hebei propone una interesante forma de proteger a los bebés que sus padres abandonan

La ley del hijo único en China fue aprobada por el partido comunista en 1979. Desde entonces los abortos son constantes y también el abandono de recién nacidos en las calles.
 
En este artículo nos proponemos, en primera instancia informar sobre las curiosas “Baby boxes” o “safe island” (islas seguras) que se han implementado en China en la provincia de Hebei. Por últimos quisiéramos presentar algunos conceptos para profundizar el debate sobre la defensa de la Dignidad Humana.
 
La noticia
 
La periodista Natalia Tobón Tobón (twitter: @ntobontobon) publicó en el diario la Nación un artículo llamado “En China una pólemica forma de cuidar bebésa bandonados”. Según informa Natalia Tobón Tobón en China se han implementado la instalación de los “box para bebés”. Se trata de casillas similares a Kioscos, dentro de las mismas se encuentran unas incubadoras que mantienen la temperatura a 36 °C. Las provincias Chinas han comenzado a expandir esta forma de recibir a los bebes abandonados.
 
Según los periódicos chinos (China Dailymail ó China.org) la crítica contra la política de “islas seguras” no tardó en aparecer. El argumento más resonante focaliza en que se podría incrementar el número de padres irresponsables que abandonan a sus hijos. En otras palabras, la “islas seguras” serían una motivación para abandonar a los recién nacidos.
 
Han Jinhong, director de la institución de Bienestar Social de la provincia de Hebei, informó que se inspiraron en las prácticas de otros países tales como Alemania, Italia, Checoslovaquia y Rusia. En defensa de las “islas seguras” el director expresó:
 “el abandono de bebés es una práctica que necesita esfuerzos de colaboración del departamento de seguridad social y de los agentes judiciales para resolver. Las organizaciones de Caridad no pueden cambiar la pobreza en la sociedad. Lo que podemos hacer es dejar que vuestros niños vivan una vida con dignidad después de que vosotros los abandonéis”. (China-org)
 
El debate

En nuestra región no estamos exentos de las noticias que nos conmueven debido al abandono de bebés. Para refrescar la memoria dejo al menos tres noticias del diario “Río Negro”: 29/06/2012; 21/01/2003; 11/07/2011.
 
En primer lugar no debemos plantear una problemática basándonos en la comparación. Sería un error plantear la problemática realizando comparaciones entre nuestro país y China. Sin embargo podemos focalizarnos en las políticas públicas y en la garantía internacional sobre la “dignidad humana”.
 
En China desde 1979 se ha implementado la política del "hijo único" para afrontar los problemas económicos y demográficos. En aquel entonces se había fijado como máximo 30 años. Sin embargo, en el 2009 las autoridades advirtieron que, gracias a ella, se había evitado el nacimiento de 400 millones de personas -estudios independientes hablan de 100 millones- y que, por lo tanto, continuaría en vigor.
 
No obstante el plan fracasó. Hoy los chinos ven las consecuencias negativas de la política demográfica. De hecho han comenzado a replantearse la abolición de la ley. La misma se realizará en forma paulatina y se proponen la total abolición para el año 2020.
 
La política que atenta contra el hombre es inadmisible. En nuestro país el debate sobre el aborto toma cada vez más voz y forma en el congreso. Abandono y aborto no son sinónimos no obstante tanto uno como el otro atentan contra la dignidad humana. La política pública debe garantizar la defensa de la vida y una vida digna hasta la muerte natural.

Artículo publicado originalmente por Noticrítico 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones