Aleteia

Elecciones: Costa Rica y El Salvador se van a la segunda vuelta

AFP PHOTO/ Inti OCON
EL SALVADOR, San Salvador : General view of people casting their vote during presidential election, on February 2, 2014 in San Salvador. Salvadorians went to the polls to pick a new president for their Central American nation. The election pits Norman Quijano, against presidential candidate of the ruling Farabundo Marti National Liberation Front (FMLN) Salvador Sanchez Ceren. AFP PHOTO/ Inti OCON
Comparte

Votaciones en dos países de Centroamérica

El día de ayer se celebraron elecciones presidenciales y legislativas en dos países de Centroamérica: Costa Rica y El Salvador.  La primera nación, con una larga tradición democrática, ha cerrado prácticamente el proceso de conteo de los votos, mientras que en El Salvador, que en los setenta y ochenta del siglo pasado enfrentó una gravísima guerra civil, el conteo ya se acerca a 70 por ciento del total de los votos emitidos en las urnas por sus habitantes.
 
Solís y Araya se verán las caras el 6 de abril
 
Los comicios en Costa Rica han dejado a dos candidatos cara a cara para la segunda vuelta electoral a celebrarse el 6 de abril próximo. Luis Guillermo Solís, candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), encabeza en las elecciones presidenciales con 30.8 por ciento de los votos, seguido, muy de cerca, por al candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, con 29. 6 por ciento.
 
Los resultados están siendo facilitados por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) de Costa Rica y sitúan por detrás de Solís y Araya a José María Villalta, del Frente Amplio, con 17.1 por ciento; Otto Guevara, del Movimiento Libertario, con 11.2 por ciento; y Rodolfo Piza, de la Unidad Social Cristiana (PUSC), con 6 por ciento.
 
No obstante el continuo mensaje de las autoridades electorales, los medios de comunicación y la Iglesia católica de Costa Rica, el porcentaje de abstencionismo, según datos proporcionados por el TSE, llega a 34 por ciento, dos puntos porcentuales por encima del porcentaje registrado en las elecciones anteriores, en 2010.
 
La clave de la segunda vuelta electoral estará, entonces, en las alianzas.  Sin embargo, serán difíciles de construir toda vez que la campaña electoral de este 2014 ha estado manchada tanto por los escándalos políticos como por las acusaciones violentas de unos y otros partidos políticos, lo que hará que el acuerdo en abril sea forzado.
 
Sánchez y Quijano: hasta el 9 de marzo
 
Por otro lado, en la República de El Salvador, la segunda vuelta electoral, que se llevará a cabo el 9 de marzo, enfrentará a dos partidos antagónicos que, en buena medida, protagonizaron la etapa final del conflicto armado que sufrió por 12 años este país al final del siglo pasado; una guerra que dejó 75 mil muertos y ocho mil personas desaparecidas.
 
Los resultados electorales dados a conocer hoy por la madrugada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador, demuestran que será necesaria una segunda vuelta, después de que ninguno de los candidatos logre hacerse con el 50 por ciento de los votos. El triunfador, sin embargo, fue el ex guerrillero Salvador Sánchez, el ex “Comandante Leonel”, candidato del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), con 49 por ciento de los votos.
 
Detrás de Sánchez se situó el candidato de la derecha, Norman Quijano, de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), con 38.9 por ciento de los votos, seguido en tercer lugar por Elías Antonio Saca, del Partido Concertación Nacional, con 11.4 por ciento; René Rodríguez Hurtado, del Partido Salvadoreño Progresista, con 0.43 por ciento de los votos; y Óscar Lemus, candidato de Fraternidad Patriota Salvadoreña, con 0.25 por ciento.
 
Por primera vez en la historia del país centroamericano, a los cinco millones de salvadoreños que están llamados a las urnas se sumarán los diez mil residentes en Estados Unidos, principal destino de los emigrantes, cuyas remesas aportaron el 16 por ciento del PIB salvadoreño en 2013.
 
La campaña electoral ha estado marcada por la frágil tregua pactada en 2012 por las principales pandillas salvadoreñas: “Mara Salvatrucha” y “Barrio 18”. Desde el final de sus enfrentamientos, los homicidios se han reducido desde los 66 cada 100 mil habitantes a 44 asesinatos por cada 100 mil habitantes.
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.