Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 17 mayo |
San Pascual Bailón
home iconA Fondo
line break icon

La salida de la crisis y los hermanos Marx. (Parte I)

© MGM

César Nebot - publicado el 29/01/14

¿Aún hay "más madera" que quemar?

En la película “Los Hermanos Marx en el Oeste” de 1940 se recrea una escena que ha pasado a la Historia del cine bajo el grito de “¡Traed madera!” La escena es muy famosa: Groucho y sus hermanos recurren a la madera de los vagones de cola para hacer que funcione un tren que se ha quedado sin combustible y que se dirige al Oeste, donde les espera el sueño del oro americano. Al margen de la jocosa imagen final del tren destartalado, la escena es altamente sugerente para comprender la posible salida de la crisis.

Hay una lógica pregunta con la que nos abordan repetidamente a los economistas y cuya respuesta no es en absoluto sencilla. ¿Cuándo vamos a salir de la crisis? ¿El tren de la economía española tiene combustible para avanzar y salir del túnel o se va a estancar como le pasó a Japón?
La respuesta del Gobierno español
El pasado mes de octubre, en el inicio del debate de los Presupuestos Generales del Estado del 2014, el Ministro de Hacienda, señor Montoro, proclamaba a bombo y platillo que se atisbaba la luz de la salida de la crisis económica de España. No obstante, a pesar de la labor coordinada desde el partido del Gobierno para anunciar tiempos mejores, el propio proyecto de Presupuestos Generales del Estado contemplaba disminuciones en la previsión de la recaudación de impuestos indirectos no derivados de reducciones del tipo impositivo y una persistencia casi obsesiva en recortar partidas sociales difícilmente entendible cuando lo anunciado es un escenario de recuperación económica.
Durante el último trimestre del 2013, el Gobierno ha coordinado y centrado su discurso en la proximidad de la recuperación en base a tres elementos: el comportamiento de las exportaciones españolas, la reducción paulatina de la prima de riesgo y las entradas de capital.

En primer lugar, a nadie se le escapa que si un país no puede devaluar su moneda, las políticas de austeridad conllevan una devaluación interna importante. En los últimos cuatro años, el salario promedio en términos reales ha caído alrededor de un 7% en términos reales, mientras que la ocupación ha disminuido un 18,16%. Esta situación tiene un reflejo muy claro en el comportamiento de la Balanza Comercial y de sus componentes a lo largo del tiempo. Como se puede observar en el siguiente gráfico, las exportaciones evolucionan al alza mientras que las importaciones van reduciéndose.  Vendemos más fuera y podemos comprar menos productos extranjeros, signo de una demanda interna debilitada. La castigada clase media española va a ser difícil que tire de la demanda interna de cara a la supuesta recuperación al menos en el corto plazo. Por otra parte, resulta preocupante éticamente, como describí en el artículo “Los mercados y el tiempo del lobo”, que casi 3.170 millones de euros sean en concepto de exportaciones españolas de armamento durante el 2013, con un aumento de un 194% en sólo el primer semestre del año pasado.


En segundo lugar, la prima de riesgo de España frente a Alemania ha disminuido desde la fecha del 24 de julio de 2012 que alcanzaba su máximo en 637 hasta prácticamente la actualidad que ronda los 200 puntos  gracias a las declaraciones de Mario Draghi, el Presidente del Banco Central Europeo.  El 26 de julio de 2012, dio una señal poderosa en los mercados, aseguró que el BCE iba a hacer lo necesario para sostener el euro y así dio un respiro a las economías periféricas que vieron cómo se reducían los ataques especulativos a su deuda. Gracias a esta reducción, la colocación de la deuda española hoy se puede realizar a un coste financiero más bajo, no obstante desde el inicio de la crisis la Deuda Española se ha multiplicado por 2,5. Hemos pasado de 378 mil millones de euros de marzo de 2008 a 952 mil millones de euros en noviembre 2013 gracias, entre otros conceptos, a las cuantiosas ayudas a la banca para su saneamiento. Para que se entienda, con la nueva prima y el nuevo volumen de deuda, sería como contratar una hipoteca con un tipo de interés más bajo pero por una vivienda mucho más cara; al final la letra mensual acaba siendo muy alta, con el agravante de que cuanto mayor es el valor de la deuda mayor es el riesgo de impacto de futuros shocks del tipo de interés.

En tercer lugar, las entradas de capital en el primer semestre del 2013 fueron del orden de 40.000 millones de euros. Tiene lógica que un país que ha sufrido una devaluación interna tanto en salarios como en la cotización bursátil sea receptor de capitales que adquieran activos o participaciones de empresas que coticen a la baja. La cuestión es que la mayoría de estas operaciones fueron interbancarias y uno teme, a tenor de la naturaleza especulativa de la chispa inicial de la crisis, si no es más de lo mismo. Si, en lugar de acudir al servicio de la economía productiva, lo que sucede es que, ante los históricamente bajos tipos de descuento del Banco Central Europeo y una prima de riesgo considerable que aseguraba pingües beneficios, los bancos simplemente han estado aprovechando la coyuntura para sanear su cartera de activos tóxicos.
…y qué dicen los organismos internacionales
Con todo esto, el mantra de la salida del túnel que mantiene el Gobierno desde octubre parece que va surtiendo efecto en los organismos internacionales que revisan al alza las previsiones de crecimiento de la economía española. El 22 de enero del 2014, el Fondo Monetario Internacional acabó revisando  la previsión de la tasa de crecimiento para el 2014 elevándola del exiguo  0,2% al raquítico 0,6%.  Según la estadística del Banco de España en el último trimestre del 2013 la economía española creció un 0,3%, aunque la tasa interanual sigue en un – 1,2%.

Por otra parte, la OCDE elabora un indicador adelantado que permite hacer conjeturas sobre la evolución del PIB con una antelación de entre 6 y 9 meses. Este indicador adelantado para España está compuesto por variables que han mostrado su relación adelantada respecto del PIB. Éstas son la tasa de uso de la capacidad en la industria manufacturera, la producción total en la industria de la construcción, el inverso del Índice de Precios al consumo de los servicios sin contar el precio de la vivienda, el índice General de la Bolsa de Madrid y las nuevas matriculaciones de vehículos.

Indicador Adelantado (CLI) vs PIB España
Fuente:OCDE

Según el gráfico, superando el nivel 100 en marzo de 2013, en el último trimestre del año deberíamos haber apreciado parte de la recuperación económica. No sólo eso, como la estimación de la OCDE del indicador adelantado muestra una tendencia tan positiva a lo largo del 2013, el 2014 debe ser el año de la recuperación.

No obstante, si bien este indicador mostró un comportamiento adelantado a la caída del PIB del 2008-2009, la contracción económica del 2011-2012 no se reflejó en los meses previos en el indicador adelantado. Revisando la acción de los diferentes gobiernos previa a procesos electorales, se observa la posible sensibilidad del indicador adelantado a estas acciones que buscan alterar la percepción económica con el objetivo de maximizar la probabilidad de reelección. De hecho, la divergencia tan amplia entre el Indicador adelantado y el PIB de finales del 2013 está en parte justificada por el alza inédita de un 22% en la venta de vehículos en el último trimestre del año pasado gracias a las ayudas del gobierno al sector. Y además, al analizar las series de la OCDE de confianza del consumo y confianza empresarial para España, se observa que efectivamente en el 2013 aunque crecen no acompañan en su rápida tendencia al indicador adelantado. Es más, son inferiores al nivel de largo plazo y a los niveles de inicios del 2011, en plena crisis.

Pues mucha cautela…
 A pesar de que el Gobierno de España pretende vender la recuperación económica como algo palpable, lo cierto es que las bases sobre las que sustenta esta afirmación son cuanto menos débiles. La transformación del empacho del ladrillo de la banca tras la burbuja inmobiliaria en deuda pública en una operación dilatada en el tiempo e inédita de socialización de pérdidas,  la fuerte devaluación interna, una demanda interna deprimida y una entrada de capital que apenas tiene reflejo en el avance de la economía productiva no parecen ser unos mimbres sólidos sobre los que edificar la rápida recuperación económica que nos quieren vender. Así lo revelan los indicadores de confianza que aunque crecientes no van al ritmo que desearía un Gobierno que tiene prisa y necesidad de un lavado de cara para que en las elecciones europeas el ciudadano de a pie no le castigue demasiado.
Y es que, como en el tren de los Hermanos Marx, ante la falta de combustible en la economía española, el Gobierno está aprovechando desesperadamente cualquier indicador o señal al grito de “Traed Madera” que les permita, hasta la siguiente parada de estación de las elecciones europeas, disimular su ignorancia sobre dónde se han quedado las vías de la recuperación económica.

Pero el interrogatorio al que se somete a los economistas no acaba aquí. Una segunda pregunta más interesante nos martillea de forma implacable ¿Cómo saldremos de la crisis? ¿Qué quedará? 

Tags:
crisiseconomía
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
2
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
3
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.