¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Venezuela: se impulsa la beatificación del “médico de los pobres”

© DR
Comparte

El cardenal Urosa instaló comisión por los 150 años del natalicio de José Gregorio Hernández

Con motivo de celebrarse el próximo 26 de octubre los 150 años del nacimiento del Venerable doctor José Gregorio Hernández, el Cardenal Arzobispo de Caracas Jorge Urosa Savino, en nombre de la Conferencia Episcopal Venezolana instaló este miércoles 22 en la sede del organismo en esta ciudad, una comisión nacional con representantes de diversos sectores para que a lo largo de 2014, se impulse especialmente la posible beatificación del “Médico de los Pobres”.
                                                            
Monseñor Jesús González de Zárate, obispo auxiliar de Caracas y secretario general de la CEV inició la actividad.
 
También estuvieron presentes Monseñor Fernando Castro Aguayo, obispo Auxiliar de Caracas y Vice Postulador de la Causa de Beatificación del Venerable Dr. José Gregorio Hernández Cisneros; y Monseñor Castor Oswaldo Azuaje Pérez, Obispo de la Diócesis de Trujillo.
 
El Cardenal Urosa resaltó que el 11 de enero los obispos de Venezuela emitieron un Comunicado donde participaban a todos los venezolanos la fecha del próximo 26 de octubre, y el decreto de un Año Sesquicentenario del Dr. Hernández para dar a conocer “las dotes ciudadanas, profesionales y la santidad de este ilustre venezolano”.
 
Dijo que el objetivo de la iniciativa es sobre todo de tipo religioso. “Por un lado dar a conocer su vida, su servicio, su amor a la patria y su aporte a la Venezuela de finales del Siglo XIX y comienzos del XX. Conocer su vida es una excelente motivación para todos, especialmente los jóvenes: es una ayuda para formar ciudadanos ejemplares”.
 
De igual manera precisó que la iniciativa busca motivar la búsqueda de testimonios que avalen sanaciones por la vía extraordinaria en personas que han solicitado la intercesión ante Dios del médico venezolano.
 
“Se trata de lograr más testimonios escritos de los miles de venezolanos que han recibido favores y presuntos milagros de Dios por intercesión del Dr. José Gregorio Hernández y así poder presentar a la Santa Sede un milagro para que el Papa decrete su beatificación”, dijo. Además resaltó que desean “promover la oración más intensa a Dios para pedir el honor de los altares para este gran compatriota”.
 
Añadió el Purpurado que en la Iglesia y comunidad en general “sabemos el interés que de modo reiterado ha manifestado el Papa Francisco por la beatificación de José Gregorio: es un ejemplo notable de ciudadano cristiano”.
 
“Nuestra Comisión animará a sus devotos para que pongan por escrito  el `milagro´ que les haya sucedido y así ayuden decididamente a su próxima beatificación”, acotó.
 
Destacó que “toda esta actividad redundará en una mayor presencia de estos tres objetivos en la actividad cultural, académica, en los medios de comunicación. Pero sobre todo, aumentará el clamor a Dios nuestro Señor para que conceda a Venezuela la gracia de la beatificación de José Gregorio Hernández”.
 
Curación definitiva e inexplicable por la ciencia
 
Se conoció que la Comisión está integrada por personalidades del mundo académico, universitario, médicos, miembros de la Iglesia Católica y medios de comunicación, “todos comprometidos con la Causa de Beatificación del médico de los pobres y profesor universitario”, que nació el 20 de octubre de 1864 en Isnotú, estado Trujillo.
 
Entre las personalidades está el médico y profesor universitario Manuel Guzmán Blanco. Tras ser abordado por los periodistas dijo que es “sorprendente la devoción de los venezolanos hacia el Doctor José Gregorio Hernández”.
 
Señaló que en el año 2013 recibieron más de 260 testimonios pero tras los análisis realizados no han conseguido ningún caso en el cual puedan asegurar que “la curación fue milagrosa, definitiva y no inexplicable desde el punto de vista de la ciencia”.
 
“Alguien con devoción se pone bajo la intercesión del doctor Hernández y encuentra la mejoría, siente que hubo una acción milagrosa; pero si hubo un tratamiento médico, eso podría explicar la curación de ese paciente”, dijo.
 
Resaltó que un milagro tiene que ser un hecho completamente extraordinario. “La característica más importante en el caso de las enfermedades es que sea una curación definitiva, aguda y preferiblemente no crónica; que sea inexplicable por las intervenciones médicas. Es importante que lleguen los testimonios y los documentos para que continúen analizándose por parte de los responsables”, dijo.
 
Miguel Yáber Pérez (Médico Hospital Universitario): “El Doctor José Gregorio atendió a los pobres más que a ninguno. Muchos médicos creemos que sí hay algunos milagros hechos por él, pero la gente debe precisarlos y darlos a conocer para ser evaluarlos”.
 
 
Alfredo Gómez (Teólogo): “El Doctor José Gregorio Hernández fue un laico ejemplar. Su devoción traspasa las fronteras de Venezuela donde está asentada muy bien; en América Latina y Europa, especialmente en España, también los quieren mucho”.
 
Artículo publicado originalmente por  El Guardián Católico

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.